Essal asegura que cumplirá todos sus compromisos en las regiones de Los Ríos y Los Lagos “pase lo que pase”, tras el anuncio de Aguas Andinas de vender las acciones que tiene en la firma.

En ese sentido, un economista reveló una baja de un 25% en los últimos 5 meses en el conglomerado, por mantener a la cuestionada sanitaria tras la crisis del agua en Osorno.

Como un gigante en el sector sanitario, que pondera un porcentaje alto del patrimonio en la bolsa, es considerada la compañía Aguas Andinas, controlada por la franco-Belga Suez-Agbar.

Sin embargo, los últimos cinco meses no han sido los mejores en su historia, desde que comprara el 53,5% de las acciones de Essal el 2008, para prestar servicios sanitarios en las regiones de Los Ríos y Los Lagos.

En ese sentido, acusando un cambio estratégico por motivos empresariales, que la compañía justificó la venta de la sanitaria, a lo cual el gerente general de la firma -que mantiene concesiones en Los Ríos y Los Lagos-, José Saéz, aseguró que “pase lo que pase, Essal cumplirá todos sus compromisos adquiridos en la zona”, esto debido a que “han enfocado en reforzar sus lazos con la comunidad y reforzar su infraestructura”.

Al respecto, el experto en finanzas internacionales y académico de la Universidad de Santiago, Francisco Castañeda, aseguró que la fuerte caída en el precio de las acciones de Aguas Andinas llegó a un 25% tras la crisis del agua en Osorno.

Considerando la legislación sanitaria vigente, el experto en finanzas asegura que si Essal es comprada por otra empresa, o si Inversiones Gran Araucanía Dos Limitada -que mantiene un 40,46% de la propiedad- se vuelven accionistas mayoritarios, Corfo -que mantiene el 5% de acciones- deberá hacer respetar todas las normativas legales en la compañía.