La pugna judicial entre la empresa de servicios de telecomunicaciones chilena OPS Ingeniería Limitada y Telefónica llegó a su fin tras doce años durante la jornada del jueves.

Lo anterior, ya que la Corte Suprema falló en contra de la firma de capitales españoles y la condenó a pagar una multa de US$6.4 millones por conductas anticompetitivas.

De acuerdo al defensor de OPS, José Miguel Gana, esta es la sanción más alta dictada por el máximo tribunal “por concepto de perjuicios causados por ilícitos en contra de la libre competencia”, consignó La Tercera.

No obstante, indicó que el valor a pagar dista del real beneficio económico que la compañía percibió a través de este actuar “exclusorio”.

Todo partió en 2007 cuando OPS acudió al Tribunal de Defensa de la Libre Competencia (TDLC) para acusar que el operador mayor había aumentado en un 86% el valor de la tarifa de minutos que ellos le compraban.

En el libelo, OPS estipuló que el alza solo los había afectado a ellos, que eran competencia directa de Telefónica.

Finalmente, la sentencia del TDLC fue ratificada por el tribunal de última instancia, aunque la Corte acogió algunos de los alegatos de Telefónica.

Aquello se tradujo en una rebaja de la multa de US$14 millones que la Corte de Apelaciones había ordenado pagarle a OPS con anterioridad.