La Confederación de la Producción y del Comercio (CPC) emitió este lunes declaraciones por la crisis del agua que afectó a la provincia de Osorno durante más de una semana, exigiendo sanciones “con firmeza” para Essal, empresa responsable del suministro en esa zona y apuntada como responsable de la grave situación.

El presidente del organismo gremial cupular del empresariado chileno, Alfonso Swett, manifestó que “Essal cometió errores graves y ha provocado serios daños a las personas, por lo que debe ser sancionada con firmeza conforme a la ley, y efectuar todas las compensaciones que correspondan”.

En ese sentido, Sweet añadió que todas las empresas deben estar comprometidas con la calidad de vida de las personas, y que en caso de estar a cargo de suministrar servicios básicos como Essal, además de entregar un buen servicio deben preocuparse de prevenir perjuicios a los ciudadanos.

Sobre opción de quitar la concesión del agua a Essal en la provincia de Osorno realizada por miembros de la Democracia Cristiana, el líder del gremio empresarial fue más cauto.

“En la institucionalidad chilena la pérdida de una concesión es claramente una opción real. Pero también con la misma fuerza esa institucionalidad establece que esa opción (…) se debe ejercer a través de un debido proceso“, apuntó.

Por último, indicó que el respeto a la institucionalidad y al marco jurídico es clave para la estabilidad y el desarrollo de los países.