La Corma negó que las grandes empresas forestales sean responsables de la crisis que viven las pymes madereras, y aseguró que se debe a una fuerte contracción del mercado producto de la guerra comercial.

Sin embargo, la diputada DC Joanna Pérez intervino en la Cámara Baja para denunciar una integración vertical de estas compañías en desmedro de las pequeñas empresas forestales de la región del Bío Bío.

Pérez señaló en el Congreso que está recopilando toda información para formalizar su denuncia de una posible integración vertical de los dos grandes conglomerados forestales y pidió también oficiar a dos ministerios sobre el real impacto que tendrá el proyecto MAPA.

La diputada agregó que ya se ha reunido en dos ocasiones con las pequeñas empresas forestales de la provincia de Arauco, que acusan haberse quedado sin mercado y de no tener materia prima para procesar.

Arauco y CMPC prefirieron no referirse a la acusación que les hace Pymemad, eso sí, lo hizo el presidente regional de Corma, Jorge Serón.

El ejecutivo aseguró que toda la actividad forestal del país está enfrentado a una situación externa de fuerte contracción del mercado chino, principalmente a raíz de la guerra comercial con Estados Unidos

Consultado sobre esta crisis, que según Pymemad, pone en riesgo más de cuatro mil empleos, el intendente del Bío Bío, Sergio Giacaman, señaló que hace una semana se constituyó en la región la mesa forestal, donde se busca articular junto a las pymes del sector iniciativas desde la cartera de Agricultura.

Adicionalmente, dijo la autoridad, el seremi de Economía fue instruido a visitar pequeñas y medianas empresas del sector en la provincia de Bío Bío, que es donde se concentra la actividad de aserrío.

Según las pymes de la madera, la incómoda situación de los aserraderos más pequeños se ha agudizado pues ya no se trata sólo de que entre Arauco y CMPC estén exportando el 70% de la madera aserrada de pino radiata, sino que estos conglomerados lo estarían haciendo a mercados de Asia como Vietnam y Corea de Sur que se entendía que eran destino de las pymes, y a precios con los que no pueden competir.