Economía
Martes 02 octubre de 2018 | Publicado a las 12:40
Corte Suprema rechaza registro de marca a Dr. Simi: frase no podr√° ser exclusiva
Publicado por: Leonardo Casas
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

La Corte Suprema confirmó la sentencia que rechazó el registro de marca de una frase descriptiva, solicitado por la empresa Farmacias de Similares S.A. (Dr. Simi).

Se trata de la frase “Lo mismo pero m√°s barato”, que no podr√° ser registrada como propia de la farmacia, ya que el m√°ximo tribunal estimo que dicha expresi√≥n es de uso general y com√ļn.

La cadena de farmacias aseguraba que dicha frase era evocativa y “se identifica con el origen empresarial de Farmacias Simi”, la que ha sido usada durante doce a√Īos.

Sin embargo, en fallo un√°nime, la Segunda Sala confirm√≥ el rechazo a la exclusividad de la frase, que el Instituto Nacional de Propiedad Industrial hab√≠a hecho en primera instancia, argumentando que “el conjunto pedido resulta descriptivo e inductivo a error, toda vez que se encuentra construido en base a t√©rminos de uso com√ļn para la cobertura que pretende distinguir, que describen una presunta cualidad y valor de la misma, y que tambi√©n resulta de uso necesario en el comercio que se dedica a la explotaci√≥n en relaci√≥n con la cobertura solicitada, no correspondiendo concesiones de uso exclusivo y excluyente, pues no resulta distintivo de un √ļnico origen empresarial. Circunstancias todas, que obstan al otorgamiento de un registro de marca”, establece el fallo.

“El solicitante no ha podido demostrar que la expresi√≥n presentada a registro tenga la relevancia suficiente en Chile, como para estimar que haya, en el mercado nacional, un uso tan profuso, que lleve a los usuarios a entender que esa expresi√≥n es necesariamente una marca comercial y no una descripci√≥n circunstancial, puesto que, bajo esa perspectiva, se trata de una frase que debe estar disponible para todos los actores mercantiles, reconociendo el solicitante que su marca m√°s afamada en Chile es ‚ÄėDr. Simi’ y no la (frase) requerida”, a√Īade.

“(‚Ķ) de acuerdo a lo expuesto por los jueces de segunda instancia, el asunto ha sido resuelto observando acertadamente los par√°metros que el derecho marcario ordena considerar, toda vez que en el an√°lisis se ha tomado en cuenta que el signo pedido, describe una cualidad de los productos y servicios que pretende amparar, por lo que no puede configurar una marca comercial y por ende el signo no goza de la distintividad necesaria, por lo que puede inducir a confusi√≥n, error o enga√Īo al p√ļblico consumidor, de manera que se impone el rechazo del recurso en esta sede, por manifiesta falta de fundamento”, concluye.

Tendencias Ahora