Economía
Miércoles 04 julio de 2018 | Publicado a las 13:30
Chilenos redujeron un 21,6% el consumo de bebidas azucaradas tras alza impositiva
Publicado por: Guido Focacci
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Casi un tercio del total de az√ļcares libres consumidos por la poblaci√≥n chilena provienen del consumo de bebidas, jugos y aguas azucaradas. ‚ÄúEsto pone a Chile entre los mayores consumidores de bebidas azucaradas del mundo en t√©rminos de calor√≠as ingeridas al d√≠a y representa un gran contribuyente a la epidemia de obesidad que observamos‚ÄĚ, explic√≥ Crist√≥bal Cuadrado, profesor de la Escuela de Salud P√ļblica de la U. de Chile.

Un sondeo, liderado por la U. de Chile y la Universidad de York, realizado en 2.900 hogares, determin√≥ que tras la implementaci√≥n del alza impositiva en 2014, disminuy√≥ un 21,6% el volumen consumido mensualmente de bebidas de alto contenido de az√ļcar, observable mayoritariamente en hogares de niveles socioecon√≥micos medios y altos. Por otro lado, contrario a lo esperado, no se observ√≥ un alza importante en el consumo de productos bajos en az√ļcar.

‚ÄúEstimamos una reducci√≥n de 700 ml al mes por persona, siendo el promedio de consumo de 3,5 litros por persona‚ÄĚ, detall√≥ Cuadrado, quien advirti√≥ que ‚Äúcuando uno mira estad√≠sticas que incorporan la compra fuera del hogar, este n√ļmero es bastante m√°s alto‚ÄĚ.

Para el acad√©mico de la ESP, ‚Äúesta reducci√≥n es significativa. Pese a que fue un impuesto de magnitud peque√Īa, logr√≥ generar una modificaci√≥n del consumo de los hogares, lo que habla positivamente del potencial de este tipo de medidas en l√≠nea de lo que ha pasado en M√©xico o en el Estado de California en Estados Unidos en los cuales la implementaci√≥n de estos impuestos ha ido de la mano de cambios en los patrones de conductas de las personas‚ÄĚ.

Carga impositiva

El Impuesto Adicional a las Bebidas Azucaradas (IABA) se aplica desde 2014 a bebidas no-alcoh√≥licas a las que se hayan agregado colorantes, saborizantes o edulcorantes. Para bebidas con una concentraci√≥n de az√ļcar agregada de 6.25 gramos por 100 ml o m√°s, el IABA existente se increment√≥ de 13% a 18%; mientras que para aquellas por debajo de este umbral, el impuesto se redujo de 13% a 10%, produciendo una diferencia impositiva de 8%.

En l√≠nea con las recomendaciones de la Organizaci√≥n Mundial de la Salud, un n√ļmero creciente de pa√≠ses han implementado o se encuentran en proceso de implementaci√≥n de impuestos similares, tales como M√©xico, Reino Unido y Sud√°frica. As√≠ mismo, varios estados en Estados Unidos han avanzado en la misma l√≠nea como Berkeley, San Francisco y Philadelphia.

Marc Suhrcke, profesor de Econom√≠a de la Salud Global de la Universidad de York y coautor de la investigaci√≥n se√Īal√≥ que ‚Äúlos resultados sugieren que la pol√≠tica fiscal chilena ha sido efectiva en reducir el consumo de bebidas azucaradas. Sin embargo, es necesario que los tomadores de decisi√≥n tengan en cuenta que por s√≠ misma esta pol√≠tica no permitir√≠a reducir las grandes desigualdades socioecon√≥micas en salud relacionadas con la alimentaci√≥n‚ÄĚ.

Tendencias Ahora