Ayer miércoles el dólar saltó casi $40, situándose en $740, influido a nivel local por el anuncio del Banco Central de iniciar un programa gradual de reposición y ampliación de reservas internacionales para fortalecer la posición de liquidez internacional del país.

Lo anterior considera, a contar de la semana próxima, la compra de divisas por US$12.000 millones.

Y este jueves el billete verde volvió a abrir en $740 sin bajar de los $737 en sus movimientos de apertura.

Ricardo Bustamante, jefe de Estudios Trading de Capitaria, comentó que efectivamente las nuevas medidas que adoptó el Banco Central implican una mayor demanda de dólares durante varios meses, “lo que ha generado un fuerte impulso en su cotización frente al peso chileno”.

De todas maneras, agregó, si continúa el impulso “no debiera ser hasta más allá de los $750-$760, ya que debiéramos volver a ver una presión bajista por los fundamentos externos, especialmente si el cobre recupera terreno perdido de los últimos días, mientras que podríamos estar viendo una sobre reacción al anuncio de la entidad monetaria local”.

Desde Libertex, el trader senior Carlos Quezada complementó que posibles nuevos estímulos en Estados Unidos están incentivando la inversión en acciones y debilitando al dólar que actúa como refugio, “sumado al alza en el cobre por las exportaciones mejor a lo esperado en China”.

Las exportaciones Chinas crecieron más de lo esperado en diciembre, ya que las interrupciones en los suministro a causa del covid-19 en todo el mundo impulsaron la demanda de productos chinos. Debido a ello el cobre sube 0,6% cotizando en los 3,63 usd/libra.

Quezada sostuvo que la divisa podría buscar mínimos próximamente en los $735.

“De romper esta zona, proyectamos nuevas caídas hasta los $718-$721″, puntualizó.