La Corte Suprema confirmó la sanción de amonestación escrita y multa de 600 UF ($17,2 millones aproximadamente) aplicada por la Unidad de Análisis Financiero (UAF) a la sociedad San Francisco Investment S.A., explotadora del casino Sun Monticello, por infracciones a la ley sobre lavado de activos.

La resolución se dio luego que se declarara inadmisible un recurso de apelación presentado por los aludidos.

En la sentencia, la Tercera Sala del máximo tribunal “descartó infracción legal en la sanción aplicada a la recurrente por no dar cuenta de las operaciones sospechosas de personas expuestas políticamente (PEP)” (en la regulación financiera son aquellos que tienen una responsabilidad pública en una organización empresarial).

La Corte determinó que Sun Monticello, en el período comprendido entre diciembre de 2016 y diciembre de 2017, informó un total de 710 operaciones, “de las que 510 fueron realizadas por ‘personas expuestas políticamente’, sin que ninguna de estas últimas hubiera sido sometida a un análisis previo que permitiera determinar (…) que se trataba de operaciones sospechosas susceptibles de ser reportadas a la autoridad”.

El fallo además reportó que la firma incumplió la obligación de informar debidamente las operaciones sospechosas de que tuviere conocimiento vinculadas con PEP, y que reiteró un proceder “con el que expuso a numerosas personas a fútiles y vanas investigaciones, a la vez que sometió a la Unidad de Análisis Financiero a una sobrecarga de trabajo que le exigió distraer recursos que pudo utilizar, de manera más provechosa, en la indagación de actuaciones dudosas y verdaderamente relevantes”.

Por último, para la Corte Suprema la manera de actuar de Sun Monticello “no corresponde”, ya que no se trató “de ‘información proporcionada de buena fe’, sino que de una estrategia destinada a evitar la aplicación de una sanción”.