Economía
Lunes 22 junio de 2020 | Publicado a las 18:54
Renovación de convenio de Indap y Capel beneficia a 76 pequeños productores de uva pisquera
Por Francisca Rivas
La información es de Comunicado de Prensa
visitas

Asesorías técnicas y recursos especialmente destinados a la mejor gestión del riego y las buenas prácticas ambientales, aseguraron por un año más 76 pequeños productores de uva pisquera de las provincias de Limarí y Choapa, en la región de Coquimbo, gracias a la renovación este lunes del convenio de la Alianza Productiva entre la Cooperativa Agrícola Pisquera Elqui Ltda. (Capel) y el Instituto de Desarrollo Agropecuario (Indap).

Los agricultores, socios de esta cooperativa y usuarios de Indap, fueron protagonistas en este acto en que se extendió la vigencia de este convenio con la firma vía videoconferencia por el subdirector nacional de Indap, Luis Bravo, y el presidente de Cooperativa Capel, Ignacio Millet. También participaron el director regional de Indap, José Sepúlveda, y el seremi de Agricultura, Rodrigo Órdenes.

Uno de los productores que participó en la ceremonia desde su casa fue Bermecides Rojas, quien comentó que durante 2019 logró concretar uno de sus grandes anhelos, como era el tener una bodega donde guardar sus materiales de trabajo.

“Quiero felicitar a Indap ya que, como siempre lo digo, Indap me ayudó a volar y como dice nuestro eslogan, hay que volar alto. Contamos con un buen equipo de profesionales que nos están ayudando a implementar cosas que nosotros no sabíamos”, señaló.

Por su parte, Héctor Dubó, quien también ahora tiene una bodega y además ha logrado el recambio de mangueras, puntualizó que ha logrado “seguir avanzando y progresando”, y manifestó que “sin esta ayuda no podríamos estar mejorando como lo estamos haciendo, estamos trabajando para lograr la mejora económica y personal”.

Indap desarrolla esta labor a través de su Programa de Alianzas Productivas, el cual permite apoyar a los productores con asesorías técnicas enfocadas a la gestión del riego y recursos hídricos, Buenas Prácticas Agrícolas (BPA), Buenas Prácticas Laborales, manejo de plaguicidas, entre otros ámbitos.

Al respecto, el subdirector nacional de Indap, Luis Bravo, indicó que la institución del Ministerio de Agricultura busca distintas vías de apoyo a la agricultura familiar campesina, por lo que este trabajo “se enmarca absolutamente dentro del programa de Gobierno del Presidente Sebastián Piñera, como iniciativa clave para fortalecer al sector rural. Alianzas Productivas es un gran programa porque permite una vinculación transparente y sinérgica entre los participantes, permitiendo acceder a los usuarios de Indap a una agricultura de calidad, tanto en lo productivo como en lo comercial”.

Sobre la evaluación del primer año de este trabajo en conjunto, Ignacio Millet, comentó que “estamos muy contentos que este proyecto haya resultado y eso ha sido trasmitido por nuestros cooperados. Los resultados están a la vista; hemos tenido aumento de productividad y hemos logrado implementar buenas prácticas agrícolas para que, por ejemplo, a futuro los agricultores puedan ser sujetos de certificaciones”.

Para el director regional de Indap, José Sepúlveda, el poder trabajar mancomunadamente con una de las cooperativas más icónicas y características de la región y el país “es motivo de orgullo”, y detalló que “para este segundo año los recursos que se consideran son $106 millones, de los que Indap aporta un 56% y la cooperativa un 44%; un gran esfuerzo de ambas partes que busca mejorar el trabajo y la gestión comercial de los usuarios cooperados”.

“Sabemos la importancia que tiene cada una de las inversiones que ejecutan nuestros servicios del Ministerio de Agricultura, las que en este caso van enfocadas directamente al desarrollo de un rubro tan tradicional de nuestra zona como es el pisquero. El primer año del convenio entre Indap y capel fue un éxito y pondremos todo de nuestra parte para que esta renovación también lo sea”, dijo por su parte el seremi de Agricultura, Rodrigo Órdenes.

Toda esta labor va en línea con la certificación Comercio Justo que tiene la Cooperativa Capel a través de sello Fair for Life, lo que permite no solo mejorar los rendimientos de uva pisquera de los cooperados, sino que también las condiciones ambientales y laborales de las unidades productivas y, finalmente, su calidad de vida.

Tendencias Ahora