Economía
Jueves 16 abril de 2020 | Publicado a las 09:56
25 millones de empleos amenazados: aerolíneas de todo el mundo emplazan por ayuda estatal
Por Verónica Reyes
La información es de Agence France-Presse
visitas

Las compa√Ī√≠as a√©reas, bloqueadas por la crisis del nuevo coronavirus, piden ayuda p√ļblica para capear el temporal de una par√°lisis de una magnitud y duraci√≥n sin precedentes, que podr√≠a redibujar el paisaje de un sector hasta ahora pr√≥spero.

Afectadas de lleno por el cierre de fronteras y las restricciones de circulaci√≥n, las compa√Ī√≠as a√©reas de todo el mundo dejaron en tierra su flota y activaron medidas de desempleo parcial para miles de empleados.

A principios de abril, el colapso del tr√°fico mundial alcanz√≥ el 80% con respecto a 2019, aunque el sector a√ļn navegaba sobre previsiones c√≥modas, con una duplicaci√≥n de pasajeros en 20 a√Īos, a un ritmo de crecimiento de entre un 3% y un 4% al a√Īo.

A finales de marzo, la Asociaci√≥n Internacional del Transporte A√©reo (Iata) estimaba que la mitad de las compa√Ī√≠as a√©reas podr√≠an quedarse sin liquidez en dos o tres meses.

La organizaci√≥n, que reagrupa a 290 compa√Ī√≠as a√©reas, reclama a coro un compromiso financiero de los Estados para salvarlas de la quiebra, a trav√©s de nacionalizaciones, recapitalizaciones, anulaciones o pr√≥rrogas de gastos e impuestos o pr√©stamos garantizados.

Algunos pa√≠ses ya han dado una respuesta positiva, pero se trata “ahora de actuar r√°pidamente, necesitamos que el dinero llegue”, alert√≥ esta semana el director general del Iata, Alexandre de Juniac, que se√Īal√≥ que hab√≠a 25 millones de empleos amenazados en el mundo.

El caso de Qatar Airways

Qatar Airways, en cambio, es la √ļnica que vuela a contracorriente y, aunque solo garantiza un 35% de sus conexiones habituales, ha utilizado a su flota para repatriar a sus pa√≠ses a miles de personas, bloqueadas en diferentes lugares.

En plena pandemia, la compa√Ī√≠a quiso mostrarse como “salvavidas” entre Asia y Europa y entre Asia y Am√©rica, explica su director de estrategia, Thierry Antinori.

Una maniobra que, en un contexto de tensiones con sus vecinos del Golfo, le sirve para “marcar puntos diplom√°ticos” estima Andreas Krieg, investigador en Oriente Medio en el King’s College de Londres.

Pero como el resto de grandes compa√Ī√≠as a√©reas, Qatar Airways tampoco se libra y advirti√≥ que necesitar√° una ayuda del Estado en 2020, tras varios a√Īos de p√©rdidas ligadas al boicot regional.

Otro caso particular es el de la aerol√≠nea brit√°nica EasyJet, cuyos responsables aseguraron el jueves que la compa√Ī√≠a puede resistir “una paralizaci√≥n de la actividad” de unos 9 meses, gracias a acciones tomadas en el pasado para fortalecer sus finanzas.

Sus responsables se refieren concretamente a una reducci√≥n de costos y a una importante inyecci√≥n de financiaci√≥n p√ļblica de un total de 2.000 millones de libras (2.290 millones de euros).

Riesgo de bancarrota

En Estados Unidos, tras d√≠as de duras negociaciones, la administraci√≥n de Donald Trump y las compa√Ī√≠as a√©reas estadounidenses llegaron a un acuerdo de principio el pasado martes sobre un plan de salvamento de un sector que emplea directamente a m√°s de 75.000 personas en este pa√≠s.

Los términos del acuerdo no fueron develados. A finales de marzo, el plan de reactivación de la economía estadounidense preveía 25.000 millones de dólares de subvenciones para estas empresas.

El mi√©rcoles, el ministro franc√©s de Econom√≠a, Bruno Le Maire, prometi√≥ por su parte que la cuesti√≥n de un apoyo a Air France, cuya forma est√° por determinar, era “cuesti√≥n de d√≠as”.

En Alemania, Carsten Spohr, el jefe de Lufthansa, pidi√≥ la ayuda del gobierno y alert√≥ de que el grupo perd√≠a actualmente un mill√≥n de euros “por hora”.

Emiratos √Ārabes Unidos, Colombia, Singapur, Australia, China, Nueva Zelanda, Noruega, Suecia e incluso Dinamarca respondieron positivamente al llamado de auxilio de las compa√Ī√≠as, seg√ļn Iata.

“Las compa√Ī√≠as nacionales (…), que son una herramienta de soberan√≠a y de influencia probablemente tendr√°n un apoyo de su Estado”, comenta Bertrand Mouly-Aigrot, experto en transporte a√©reo en la consultora Archery Strategy Consulting.

Seg√ļn √©l, las compa√Ī√≠as “en mayor riesgo” son las peque√Īas empresas independientes o de bajo costo de largo recorrido, que a√ļn no tienen una estructura financiera perenne.

En su proyecci√≥n m√°s optimista, la consultora Archery estima que har√°n falta tres o cuatro a√Īos para volver a un tr√°fico a√©reo de antes de la crisis, y unos 10 a√Īos para tener el mismo ritmo de crecimiento, debido sobre todo a la anunciada recesi√≥n mundial.

Guerra del Golfo en 1990, atentados de septiembre de 2001, síndrome respiratorio agudo severo (Sras) en 2020-2003, crisis financiera de 2008, erupción del volcán islandés Eyjafjallajökull en 2010: el transporte aéreo está acostumbrado a los contragolpes.

Pero esta vez, “hay una conjunci√≥n de factores que hace pensar que la vuelta de la demanda ser√° mucho m√°s lenta”, comenta Mouly-Aigrot.

Adem√°s, se√Īala Brian Pearce, el responsable financiero de Iata, hay pocas compa√Ī√≠as a√©reas “financieramente s√≥lidas” y por tanto un “riesgo sustancial de bancarrota” para muchas de ellas.

Tendencias Ahora