El Banco Central ratificó que la economía chilena creció sólo un 1,75% en el primer semestre del año.

El Gobierno valoró la aceleración de la inversión en el segundo trimestre y calificó de “exigente” la meta de 3% de expansión de la actividad en 2019.

Detalles

El Informe de Cuentas Nacionales del segundo trimestre que dio a conocer el Banco Central ratificó que la actividad creció un 1,9% en los meses de abril, mayo y junio, lo que da una expansión de 1,75% del Producto Interno Bruto (PIB) en el primer semestre.

El ente emisor dio cuenta de una recuperación de la minería, que pasó de caer un 4,2% en los primeros tres meses del año a tener una leve alza de 0,2% en el segundo trimestre.

En ese período la inversión se recuperó y se expandió un 4,8%, liderado por la formación bruta de capital fijo en construcción y otras obras.

Pese a lo anterior, el ministro de Hacienda, Felipe Larraín, señaló de todas formas que crecer a un 3% este año es “exigente”.

Según el ente emisor, las actividades de servicios impulsaron a la economía en el segundo trimestre, destacando los servicios personales y, en menor medida, los empresariales e inmobiliarios.

En contraste, la industria manufacturera y la actividad agropecuario-silvícola cayeron en el período.

Dentro de los datos, el consumo de hogares se desaceleró y pasó de crecer un 3,2% en el primer trimestre a expandirse un 2,3% entre abril y junio.

Para el presidente de la Cámara Nacional de Comercio, Manuel Melero, se cierra un primer semestre “mediocre”.

El senador del PPD, Ricardo Lagos Weber, afirmó que el Gobierno subestimó los efectos de la guerra comercial y reaccionó tarde. Su par de la UDI, Juan Antonio Coloma, fue optimista y habló de un mejor segundo semestre.

El Ejecutivo apunta a mejorar las expectativas con un avance de las reformas y en lo específico el proyecto tributario que se vota esta jornada hasta total despacho en la Comisión de Hacienda de la Cámara Baja.