El Fondo Monetario Internacional (FMI) recortó dos décimas la proyección de crecimiento para la economía chilena en 2019, a un 3,2%.

El ministro de Hacienda, Felipe Larraín, valoró la expectativa del organismo considerando el escenario mundial.

Repunte se vislumbra para 2020

El FMI actualizó las Perspectivas de la Economía Mundial, considerando la moderación del crecimiento global y el aumento en las tensiones comerciales.

En el caso de Chile, el organismo recortó dos décimas su estimación y la ubicó en 3,2% para 2019.

Lo anterior, tras un desempeño económico más débil de lo esperado al comienzo del año, pero se prevé que repunte en 2020 gracias a, por ejemplo, la baja de la tasa de interés.

El subdirector del Departamento de Investigación del FMI, Gian Maria Milesi-Ferretti, explicó los argumentos para la proyección. La “debilidad en el sector minero” fue uno de los factores.

Asimismo, el FMI recortó por cuarta vez consecutiva el crecimiento mundial esperado para este año a un 3,2%. En el caso de América Latina rebajó fuertemente su expectativa de un 1,4% esperado en abril a sólo un 0,6%.

Dentro de este contexto, el 3,2% que espera el organismo es una buena noticia, señaló el ministro de Hacienda, Felipe Larraín, quien dijo que la cifra de todas formas es desafiante y que está en línea con lo que espera el Gobierno.

En el sector empresarial, el presidente de la Asociación de Industrias Metalúrgicas y Metalmecánicas (Asimet), Dante Arrigoni, afirmó que las expectativas del Ejecutivo y el FMI son altas; y que ven difícil que Chile pueda crecer a un 3%.

El mercado está lejos de las proyecciones del Gobierno y del Fondo Monetario Internacional al esperar sólo un 2,8% de crecimiento este año, según la última Encuesta de Expectativas Económicas del Banco Central.