El vigente campeón del mundo de MotoGP, Marc Márquez, compartió en redes sociales una serie de imágenes de lo que fue su semana de recuperación tras la fractura del húmero derecho que sufrió el pasado 19 de julio mientras competía en el Gran Premio de España.

El piloto fue operado el 21 de julio y, tras ser dado de alta, buscó participar del GP de Andalucía, entrenando el sábado.

Márquez disputó las dos sesiones de entrenamientos libres, pero tras dar una vuelta en la primera sesión clasificatoria, acabó retirándose.

“Por la mañana me he sentido bien y estábamos satisfechos con nuestro progreso. Sin embargo, cuando ha llegado el momento de rebajar los tiempos –en ese momento hay que ser menos consistente y algo más agresivo-, el brazo no tenía fuerza”, explicó Márquez.

“No sé si ha sido por la inflamación o por el calor, pero sabía que tenía que escuchar a mi cuerpo”, consideró el piloto español.

“No podré correr mañana, pero voy a seguir dándolo todo para volver en Brno (en el GP de la República Checa el 9 de agosto) y luchar por el campeonato”, cerró.