Kevin Holland, peleador de peso medio de Artes Marciales Mixtas, protagonizó una persecución policial en la que acabó reduciendo a un presunto ladrón de vehículos.

Según RT, el luchador que el pasado fin de semana no pudo conquistar el título de su categoría en la UFC Vegas 38, se encontró con una persona que pedía ayuda luego de que le robaran su automóvil.

Holland, que iba a la casa de su entrenador en Saginaw, Texas, no lo pensó dos veces y salió a la siga del antisocial, quien huyó en el auto que había sustraído minutos antes.

El peleador estadounidense logró dar caza al ladrón luego de que éste chocara dos veces. El primer impacto no lo detuvo, por lo que retrocedió solo para acelerar una vez más antes de volver a estrellarse.

En ese momento, el sujeto intentó huir corriendo, pero Holland lo alcanzó en pocos segundos y lo redujo con una llave típica de su disciplina.

Trascartón, la Policía llegó al lugar y detuvo al antisocial, al mismo tiempo que el entrenador del luchador norteamericano grababa todo.