Minutos de tensión se vivieron durante el duelo entre los New York Mets y Atlanta Braves, anoche, con la impactante lesión de uno de los jugadores.

Con las bases llenas en la séptima entrada, el jardinero derecho de los Mets Kevin Pillar fue golpeado en la nariz por un lanzamiento de 153 kilómetros por hora de Jacob Webb, forzando una carrera. Pillar fue derribado al suelo y la sangre brotó de su nariz cuando levantó la cabeza.

Algunos jugadores de los Bravos en el campo, incluido Webb, mostraron su conmoción y preocupación al presenciar la desagradable escena.

Pillar pudo caminar mientras lo escoltaban rápidamente fuera del campo, con toallas cubriendo su rostro.

Los miembros del equipo de campo trabajaron para cubrir la sangre que quedaba en el área de la caja de bateo mientras los Bravos realizaban un cambio de lanzamiento, eliminando a Webb.

No hubo un informe inmediato de los Mets sobre la condición de Pillar.