Un vacío Estadio El Teniente de Rancagua fue testigo de la momentánea desolación de Universidad de Chile previo a la remontada 3-2, ya que hasta el minuto 85, caía frente a Unión La Calera tras la anotación de Sebastián Sáez que, con la victoria de Huachipato, condenaba al elenco laico a la Primera B.

Luego de una gran jugada colectiva de los ‘cementeros’, el ex delantero de Universidad Católica estiró la ventaja con una gran definición dentro del área en el minuto 75.

Sin embargo, tras los goles de Ramón Arias (85′ y 93′) y la anotación ‘in extremis’ de Junior Fernandes a los 94′, sellaron su salvación.