El arquero Fernando De Paul descartó que exista un mal ambiente entre los jugadores del plantel de la Universidad de Chile.

Fernando De Paul, arquero de Universidad de Chile, descartó de plano este martes que exista un “plantel dividido”, a la hora de explicar el opaco presente del equipo, y aclaró que es urgente volver a las victorias para “terminar lo más alto posible” en la tabla del Campeonato Nacional.

Tras perder el superclásico, el pasado 26 de septiembre, el elenco colegial no volvió a ganar. En la clasificación se quedó en la séptima plaza con 34 puntos, a 15 del líder Colo Colo, y cerrando la zona de clasificación a la Copa Sudamericana.

Consultado por si existen problemas en el camarín del elenco colegial, el golero aclaró en rueda de prensa que “no hay plantel dividido. No es cierto, pero no voy a entrar en más detalles, no vale la pena aclararlo”.

De cara, en tanto, al duelo del jueves con Palestino, el argentino nacionalizado chileno señaló que “hay que enfocarse y tratar de ganarlo, porque son muchos partidos en que no hemos conseguido victorias. Después, ir partido tras partido y enfocarnos en eso, porque cuando termine el año si hacemos las cosas bien vamos a terminar lo más alto posible”.

“Se nos han alejado bastante los de arriba, pero hay que seguir escalando en la tabla. Estamos en Sudamericana, pero lo más importante de todo es preparar el partido con Palestino para ir a obtener una victoria”, complementó.

Respecto a su renovación, el golero del elenco que dirige Esteban Valencia declaró que “quiero ir partido tras partido, tenemos el compromiso de salir de esta mala racha, estar enfocados en esto porque el club así lo requiere. No quiero pensar en lo que puede pasar conmigo y seguir en esta mala racha. Quiero enfocarme de lleno en conseguir resultados positivos para el equipo”.

Para terminar, De Paul calificó como “una mala decisión” la salida del club del psicólogo especialista en neurociencia y Alto Rendimiento, Eugenio Lizama.

“Era una persona muy importante, muy profesional, muy reconocido, pero cuando lo tienes cerca no te das cuenta de lo que vale (…) Creo que fue un error (dejarlo ir), no sé de quién (…) Trabajábamos mucho la parte mental. Eugenio no está más, decidió irse, para decirlo de alguna manera. Creo que lo dejamos ir, más que nada, y en estos momentos no tenemos una persona que está dentro del club trabajando esa parte, el que puede lo hace individualmente”, sentenció.