¿encontraste un error?
avísanos

Combo, cruel burla y más: cinco polémicos momentos en clásicos universitarios que jamás se olvidarán

Juan Jose Molina / Agencia UNO

El partido entre azules y cruzados goza de gran importancia en la historia del futbol chileno.

Pero así como hay grandes partidos que han deleitado a través de los años, también se han registrado hechos particulares que pasaron a la historia.

En la previa de una nueva edición de este duelo, en BioBioChile te invitamos a recordar cinco momentos inolvidables que han marcado este enfrentamiento, esperando que algunos de ellos no se vuelvan a repetir.

El combo del Beto Acosta a Musrri

El clásico de 1994 es uno de los más memorables. Más allá del triunfo cruzado por 1-0 con gol de Sergio Fabián Vázquez, también se le recuerda por lo violento del partido.

Y es que la nota amarga la puso Alberto Acosta. El delantero de la UC fue expulsado luego de pegarle con el puño en pleno rostro al jugador de Universidad de Chile, Luis Musrri.

Tras los años, ‘Beto’ Acosta asumió su error por la reacción: “En ese momento, me nublé. Más allá que éramos dos jugadores bastante pesados, al momento que le pegué, lo primero que hice después fue pedirle disculpas porque fue un momento malo (…) Fue uno de los momentos más tristes míos en la UC”, comento en 2016 en Fox Sports.

Chandía y el consejo al ‘Huaso’ Álvarez

Se jugaba el Torneo de Clausura del año 2002, 1-1 empataban los elencos universitarios, cuando al minuto 71 el árbitro Carlos Chandía cobró penal.

En la falta el portero cruzado Jonny Walker quedo lesionado y tuvo que abandonar el campo de juego. El problema era que Universidad Católica había agotado los cambios, siendo Cristian Álvarez el que, en una situación de emergencia, se puso bajo los 3 palos.

El ‘huaso’ tapó el tiro de Pedro ‘Heidi’ González, aunque más tarde las cámaras ‘echarían al agua’ al juez del compromiso: Chandía le aconsejó a Álvarez tirarse a su izquierda, lugar donde terminó pateando el delantero azul.

El mismo árbitro reconocería a El Mercurio la situación: “Como todos sus compañeros de equipo le decían tírate a la izquierda, yo le dije ’tírate a la izquierda’. No debí haberlo hecho. Lo tomo como falta de experiencia, una chiquillada, una humorada”.

La ‘mufa’ del cotillón

En 2011 los azules se enfrentaban a Católica en la final de playoffs del Cameponato de Apertura, obteniendo una derrota por 2-0 en la ida ante los cruzados.

Ya en el partido de vuelta, en el bus camino al Estadio Nacional, el plantel de Universidad Católica celebraba con cotillón dentro del vehículo, todo liderado por el PF del equipo, Jorge Fleitas, dada la ventaja que habían cosechado en la final de ida.

Pero el equipo de Juan Antonio Pizzi no terminó celebrando. 4-1 ganó el partido ´La U’, dando vuelta la serie y levantando la Copa.

El encargado del cotillón, Fleitas, se justificó del hecho y les quitó responsabilidad a los jugadores cruzados al celebrar antes de tiempo:

“Yo di la idea del cotillón. No maten a los jugadores. Lo que hice no fue nada fuera de lo común, porque jugar una final de campeonato es como ir a una fiesta”, expresó en La Cuarta.

Captura / Chilevisión
Captura / Chilevisión

Suspendido por un rollo-proyectil

El 27 de octubre de 2013 Universidad Católica se llevó por 1-0 el clásico frente a ‘La U’ en Ñuñoa. Claro que el partido solo se jugó hasta el minuto 56.

De la barra azul cayó un proyectil que le dio de lleno al cruzado Fernando Meneses. El jugador cayó al piso y tuvo que ser retirado en camilla.

Tras la acción siguieron cayendo objetos a la cancha, por lo que el juez del compromiso Enrique Osses, al evaluar la situación y ver el estado del volante de ‘La Franja’, opto por suspender el encuentro.

Esto provocó la ira del plantel laico, quienes querían seguir jugando e incluso recriminaron a Meneses cuando se encontraba siendo asistido por los médicos, tildándolo de “cagón” y de que estaba fingiendo. Después hubo incidentes entre barras al exterior.

La burla a Raimundo Tupper

El domingo 13 de mayo de 2018 se jugaba la decimotercera fecha del torneo, donde en una nueva edición del clásico entre universidades terminó 1-1 en San Carlos de Apoquindo, con goles de Diego Buonanotte para los locales y de Mauricio Pinilla para los azules.

Pero terminado el partido un insólito hecho se robó las miradas. Un asistente ubicado en la barra de Universidad de Chile, a modo de burla, vestía un disfraz del exjugador cruzado Raimundo Tupper, quien se quitó la vida el 20 de julio de 1995, en una de los momentos más trágicos del fútbol chileno.

La situación provocó malestar y repudio en todo el mundo fútbol, incluyendo a seguidores del cuadro de U. de Chile.

El culpable del hecho fue investigado y castigado por Estadio Seguro y la ANFP, prohibiéndole la entrada al estadio por un año.

URL CORTA: http://rbb.cl/o1kv
URL Corta: http://rbb.cl/o1kv

Tendencias Ahora

Comentarios

ADLP

Oro chileno alza la voz tras Lima: "Los talla baja se aprovechan de su discapacidad"

Reciente medallista de Lima se confiesa con el Bombardero: "Vivo 24 horas con dolor"

Abarza "se ríe" de su discapacidad: "Mi hija me dice que no me canso porque paso sentado"

MÁS NOTICIAS