VER RESUMEN

Resumen automático generado con Inteligencia Artificial

Un ciudadano colombiano fue detenido en España acusado de favorecer la migración ilegal de compatriotas, incluyendo menores de edad, con la falsa promesa de facilitar su entrada en el fútbol profesional. Tras una alerta de SOS Racismo, la policía identificó jóvenes que llegaron a España engañados con la promesa de jugar en equipos de fútbol a cambio de dinero. Dos jóvenes denunciaron que habían sido ubicados en viviendas junto a otros colombianos en la misma situación. Se estima que al menos una docena de jóvenes fueron afectados, algunos en paradero desconocido. El investigado fue arrestado y puesto a disposición judicial en Gipuzkoa, norte de España, donde se investigan los hechos.

Desarrollado por BioBioChile

Un ciudadano colombiano fue detenido en España acusado de favorecer la migración ilegal de compatriotas, algunos menores de edad, con la falsa promesa de facilitar su entrada en el fútbol profesional.

El investigado fue arrestado el miércoles y puesto este jueves a disposición del juzgado de Gipuzkoa (norte de España), que investiga los hechos.

La actuación policial se inició tras un aviso de la asociación SOS Racismo, que el pasado 22 de febrero reveló la posibilidad de que una serie de jóvenes naturales de Colombia hubieran llegado a España engañados.

Más adelante, el pasado 9 de abril, la policía identificó a numerosos jóvenes que aseguraban haber llegado a España para “jugar en equipos de fútbol”, algunos de los cuales se habían identificado con sus pasaportes y con un documento en el que figuraba la frase “carta de invitación”.

Ese mismo día, acudieron a comisaría dos jóvenes, quienes relataron que habían llegado a España después de contactar por WhatsApp con un compatriota residente en España que les habría ofrecido, previo pago, la posibilidad de viajar al país para “poder jugar en equipos profesionales de fútbol”, ya que “supuestamente tenía contactos en este mundo deportivo”.

En aquellas conversaciones telemáticas, este hombre les habría prometido que, “si le abonaban ciertas cantidades de dinero por gastos de representación”, él les introduciría en el mundo del fútbol profesional y les facilitaría una vivienda y manutención, que también tendrían que pagar.

Estos dos jóvenes señalaron además que, tras llegar a España, fueron ubicados por éste en diferentes viviendas próximas entre sí, en las que al parecer ya se encontraban otros jóvenes colombianos en sus mismas condiciones.

Las fuentes citadas precisaron que se estima que una docena de jóvenes podrían haber sido afectados por esta situación, a varios de los cuales ya les fue tomada declaración policial en calidad de víctimas, mientras que otros se encuentran en paradero desconocido.