Una insólita situación se vivió durante los octavos de final de la Copa República Checa. ¿El protagonista? Un modesto equipo llamado Karlovy Vary de la tercera división del país.

A pesar de haber perdido por un marcador de 10 a 3 frente al poderoso Slavia Praga, el club ha dado que hablar esta semana por una ingeniosa jugada preparada.

Todo ocurrió en el minuto 52 y cuando el partido iba 7-1 a favor de los locales. En un córner para el Karlovy Vary, un grupo de jugadores del equipo se juntó en el área pequeña rival, se tomaron de los hombros y comenzaron a girar con el objetivo de despistar al Slavia Praga.

Las risas de los comentaristas no se hicieron esperar. Sin embargo, la extravagante maniobra permitió a un defensor desmarcarse fácilmente y conectar un potente cabezazo que mandó el balón al fondo de la portería.

Si bien el gol no evitó una dura derrota y eliminación de la competición checa, esta excéntrica jugada se ha convertido en viral por los aficionados del fútbol.