Cultura
Severa y sabia batuta de Juan Pablo Izquierdo conduce acertadamente la Sinfónica de Chile
Publicado por: Johnny Teperman
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

El destacado director nacional Juan Pablo Izquierdo condujo, el reciente fin de semana, a la Orquesta Sinf√≥nica de Chile en el programa ‚ÄúTragedia Po√©tica‚ÄĚ, que formaron la Obertura “Prometeo” de Beethoven, la Sinfon√≠a n√ļmero 4 “Tr√°gica” de Schubert y los poemas sinf√≥nicos “Orfeo” y “Los Preludios” de Liszt.

Con una mano firme, una batuta severa y sabia, inteligente y llena de energ√≠a, Izquierdo supo manejar y darle gran impulso a la Sinf√≥nica, que una vez m√°s, cumpli√≥ una labor esforzada, de alto nivel t√©cnico y con m√ļsicos dotados de grandes virtudes, con momentos de elevado nivel.

La Obertura ‚ÄúPrometeo‚ÄĚ, obra concebida como el primer movimiento de un ballet llamado ‚ÄúLas criaturas de Prometeo‚ÄĚ (Die Gesch√∂pfe des Prometheus), el que pose√≠a un argumento escrito en 1801 por el bailar√≠n y m√ļsico Salvatore Vigan√≤. En ella, Izquierdo sac√≥ debido provecho a cuerdas y vientos, para redondear una aplaudida expresi√≥n musical, que arranc√≥ muchos aplausos del p√ļblico.

Lo mismo vale para la Sinfon√≠a N¬į 4 ‚ÄúTr√°gica‚ÄĚ, de Franz Schubert, concebida en 1816, cuando el compositor ten√≠a apenas 19 a√Īos de edad. Sin embargo no fue estrenada sino hasta 1849, m√°s de dos d√©cadas despu√©s de la muerte del m√ļsico austriaco. Una bella composici√≥n, en que el director supo sacar partido a la labor, principalmente de las cuerdas y las maderas,con un tema musical entre cl√°sico y rom√°ntico, muy en la onda del autor.

Despu√©s del intermedio, la Sinf√≥nica con su artiller√≠a instrumental completa, brind√≥ dos poemas sinf√≥nicos del compositor austro-h√ļngaro Franz Liszt, uno de los m√°ximos referentes del romanticismo musical europeo. De ellos, vale la pena mencionar a “Los Preludios”, por sobre “Orfeo” tema muy popular, especialmente en el siglo XX, en que lucieron por igual, con la sorprendente faena de Izquierdo, en que brillaron, cuerdas y maderas, dentro de un clima de mucho empuje, dirigido acertamente por Izquierdo.

Juan Pablo Izquierdo se√Īal√≥ en relaci√≥n a Liszt: ‚Äúfue uno de los grandes compositores del siglo XIX. Era un superdotado y adem√°s un m√ļsico que inspir√≥ a otros, de hecho, es de alguna manera es el gran inspirador de la nueva escuela alemana‚ÄĚ. ‚ÄúLas fuentes inspiradoras de Liszt eran precisamente Schubert y Beethoven, ellos eran la piedra angular de todo ese grupo de m√ļsicos, a tal punto que Liszt hizo arreglos de las sinfon√≠as de Beethoven en el piano, obras que en ese entonces no se conoc√≠an mucho‚ÄĚ, agreg√≥.

Orfeo (1854) es parte de su serie de doce obras escritas durante su per√≠odo como Kapellmeister en la ciudad germana de Weimar. Es la obra m√°s breve y contemplativa de sus poemas sinf√≥nicos, esta composici√≥n no narra musicalmente ninguna historia, salvo la inclusi√≥n del arpa en la instrumentaci√≥n, hecho que constituir√≠a la alusi√≥n m√°s expl√≠cita a la lira del llamado por P√≠ndaro ‚Äúel padre de los cantos‚ÄĚ.

El concierto cerr√≥ con Los Preludios, quiz√°s el m√°s famoso de los poemas sinf√≥nicos de Liszt, inspirado en el poema hom√≥nimo escrito por Alphonse de Lamartine, incluido en sus ‚ÄúNuevas meditaciones po√©ticas‚ÄĚ (originalmente Les Nouvelles M√©ditations), publicado en 1823.

URL CORTA: http://rbb.cl/efqs
Tendencias Ahora