En un resultado que sentará precedente de cara a futuras acciones legales, un matrimonio de Arizona, Estados Unidos, logró un acuerdo reparatorio con Nintendo, por el que estarán obligados a pagar a la gigante japonesa la suma de 12.230.000 dólares (más de 8.300 millones de pesos chilenos).

La acción afecta a la pareja conformada por Jacob y Cristian Mathias, quienes eran los administradores de LoveRETRO y LoveROMS, dos sitios web dedicados a la distribución de ROMs, versiones digitales de juegos clásicos de las consolas de Nintendo, que podían descargarse gratuitamente.

Según detalla la publicación especializada IGN, en junio pasado la casa de Mario Bros demandó a la pareja por infracción a su propiedad intelectual, exigiendo 150.000 dólares (100 millones de pesos) por cada juego distribuido, y 2 millones de dólares (1.300 millones de pesos) por cada instancia en que se vulneró su marca.

Además pedía que se le entregaran los dominios de los sitios web y las fuentes desde donde obtuvieron los juegos. El texto completo puede leerse en este archivo PDF de 27 páginas.

En el momento, la pareja bajó ambos sitios y comenzó las negociaciones con Nintendo para evitar ir a juicio.

“LoveROMs por sí solo recibía 17 millones de visitas por mes. Estos usuarios llegaban al sitio buscando copias gratuitas no autorizadas de los juegos de Nintendo, así como otros productos cuya propiedad intelectual es altamente valorada. La popularidad que alcanzaron LoveROMs y LoveRETRO le permitió a los demandados obtener grandes ganancias, por la vía de donaciones y venta de publicidad”, indicó en ese entonces Nintendo a IGN.

Tom's Hardware
Tom’s Hardware

Es así como este lunes, el sitio especializado TorrentFreak obtuvo documentos sobre un acuerdo legal entre ambas partes, donde la pareja se compromete al pago de más de 12 millones de dólares.

Extracto del Acuerdo | TorrentFreak
Extracto del Acuerdo | TorrentFreak

Dado que este monto es aún gigantesco, cabe la posibilidad de que Nintendo estuviera más interesada en exhibir el castigo para desincentivar la distribución de ROMs, que en recibir efectivamente dicha suma.

Cabe destacar que Nintendo es una de las empresas de videojuegos más celosas de su propiedad intelectual, y constantemente interpone acciones legales entre quienes piratean sus juegos, usan sus personajes o marcas.