Tecnología
Graciosos brazos de tiranosaurio rex sí servían para algo
Publicado por: Constanza Navarrete
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Una de las principales caracter√≠sticas que recordamos cuando de tiranosaurios rex se trata son sus cortos brazos que siempre han dado la impresi√≥n de no haberles sido muy √ļtiles.

Pero este feroz dinosaurio también es conocido por su cabeza gigante, poderosas mandíbulas y apariencia temible y sus miembros, de aproximadamente un metro de largo, no fueron sólo vestigios de un pasado de brazos más largos.

Seg√ļn el paleont√≥logo Steven Stanley de la Universidad de Hawai en Manoa, las extremidades estaban bien adaptadas para feroces cortaduras a corta distancia, dijo en la reuni√≥n anual de la Sociedad Geol√≥gica de Estados Unidos.

Los antepasados de los T-Rex ten√≠an los brazos m√°s largos y los usaban para agarrar, pero en alg√ļn momento, esa especie y otros tiranosaurios los reemplazaron por sus gigantescas mand√≠bulas, y sus brazos se atrofiaron, consign√≥ el sitio de noticias cient√≠ficas, Science News.

Muchas personas han planteado la hip√≥tesis de que los brazos encogidos fueron, en el mejor de los casos, utilizados para aparearse o tal vez empujar al animal al suelo y, en el peor de los casos, eran completamente in√ļtiles.

Sin embargo, Stanley notó que los brazos eran bastante fuertes, con huesos robustos que podían soportar el impacto de las garras. Cada uno terminaba en dos afiladas y de unos 10 centímetros de largo.

“Dos garras dan m√°s poder de corte que tres, porque cada una puede aplicar una mayor presi√≥n. Adem√°s, sus bordes eran biselados y afilados como los de un oso, en lugar de planos como las garras de un √°guila. Esos rasgos apoyan la hip√≥tesis”, concluy√≥ Stanley.

Si bien muchos científicos no están convencidos, aunque es una idea interesante, todavía es poco probable que un adulto tiranosaurio rex haya utilizado sus brazos como arma principal, dijo el paleontólogo de vertebrados Thomas Holtz de la Universidad de Maryland, en College Park.

Aunque es fuerte, el brazo de un T. rex totalmente desarrollado apenas podía pasar más allá de su pecho, reduciendo en gran medida su zona de impacto potencial. Pero sus brazos crecieron más lentamente que su cuerpo, por lo que los dinosaurios más jóvenes tendrían extremidades proporcionalmente más largas.

En definitiva, es posible que los de menos edad los hayan encontrado √ļtiles para atacar a sus presas, concluy√≥.

Una publicación compartida de Ben Holland (@holaben) el

Tendencias Ahora