Tecnología
Proyecto de urbanizaci√≥n deja al descubierto un entierro de 2 mil 500 a√Īos en El Salvador
Publicado por: Constanza Navarrete La información es de: Agence France-Presse
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Arque√≥logos descubrieron un entierro de dos individuos de unos 2.500 a√Īos de antig√ľedad, junto a vasijas de cer√°mica, en un municipio del este de El Salvador, anunciaron este martes los investigadores.

“De acuerdo a las ofrendas de cer√°mica encontradas, el entierro pertenece al per√≠odo Precl√°sico Medio (1200 a.c al 400 a.c)”, declar√≥ a la AFP la arque√≥loga Michelle Toledo, de la Secretar√≠a de Cultura.

A menos de un metro de la superficie, “los individuos se encontraban uno sobre otro, el primero de ellos en posici√≥n dec√ļbito lateral derecho flexionado, y el segundo en posici√≥n dec√ļbito dorsal flexionado, este √ļltimo con la caracter√≠stica de que sobre su cr√°neo se encontraba un cuenco”, relat√≥ Toledo.

El descubrimiento se produjo luego de un estudio de la arqueóloga realizado desde junio pasado, en un terreno próximo a un sitio arqueológico en el poblado de Quelepa, en el este de El Salvador, donde se pretende desarrollar una urbanización.

Las ofrendas encontradas alrededor de las osamentas, seg√ļn Toledo, se explican por que “el paso al inframundo era una situaci√≥n complicada”, debido a que los nativos supon√≠an que se enfrentaban a sufrimientos en el m√°s all√° y sus allegados les colocaban provisiones.

El entierro es considerado “aislado” por cuanto no estaba asociado a una zona de entierros y no formaba parte de un contexto de ofrenda hacia una estructura prehisp√°nica.

Entre el material asociado al entierro se encontraron otros cuatro cuencos, dos vasijas y una mano de metate que corresponderían a la antigua fase Uapala (500 a 400 a.c), similares a otras descritas por estudios que realizó el arqueólogo estadounidense Edward Wyllys Andrews en el sitio arqueológico de Quelepa a finales de la década de 1970.

Quelepa es un sitio precolombino en el este de El Salvador, donde se produjo una mezcla de población de Mesoamérica con civilizaciones que llegaron del sur.

Las osamentas fueron trasladadas desde Quelepa hasta un laboratorio del Museo Nacional, en San Salvador, donde los investigadores lavarán el material que pasará a formar parte de la colección nacional de arqueología.

Marvin Recinos | AFP
Marvin Recinos | AFP
Marvin Recinos | AFP
Marvin Recinos | AFP
Marvin Recinos | AFP
Marvin Recinos | AFP
URL CORTA: http://rbb.cl/ht9e
Tendencias Ahora