Tecnología
Investigaci√≥n asegura que el homo sapiens apareci√≥ 100 mil a√Īos antes de lo que se pensaba
Publicado por: Camilo Suazo La información es de: Agence France-Presse
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

El homo sapiens, nuestra especie, no data de 200.000 a√Īos como se cre√≠a hasta ahora sino de 300.000, seg√ļn los restos hallados en Marruecos de unos individuos extremadamente parecidos al hombre actual.

“Este descubrimiento representa el origen de nuestra especie, se trata del homo sapiens m√°s viejo jam√°s hallado en √Āfrica y en cualquier otro lugar”, explic√≥ Jean-Jacques Hublin, coautor de la investigaci√≥n y director del departamento de Evoluci√≥n Humana del Instituto Max Planck de Leipzig, en Alemania.

“El nido de restos humanos”, hallado en excelente estado de conservaci√≥n durante unas excavaciones iniciadas en 2004 en el sitio de Jbel Irhoud, en el noroeste de Marruecos, conten√≠a los restos de al menos cinco individuos: tres adultos, un adolescente y un ni√Īo.

Los investigadores descubrieron que “la cara de uno de estos primeros homo sapiens es la de cualquiera con el que podr√≠amos cruzarnos en el metro”, afirm√≥ Hublin, cuya investigaci√≥n fue publicada este mi√©rcoles en la revista Nature junto a otro estudio que apunta en la misma direcci√≥n.

Lee tambi√©n ¬ŅDesde cu√°ndo el hombre habita los distintos continentes?

Su cr√°neo, no obstante, es bastante diferente del del hombre actual. “Todav√≠a hay una larga evoluci√≥n por delante antes de llegar a una morfolog√≠a moderna”, precis√≥ este profesor.

La dataci√≥n de estos restos fue obtenida por Daniel Richter, experto del Instituto de Leipzig, a trav√©s de la termoluminiscencia, una t√©cnica muy com√ļn utilizada desde la d√©cada 1980.

El equipo de arque√≥logos hall√≥ adem√°s en ese lugar, situado a unos 400 km al sur de Rabat, restos inestimables, como una mand√≠bula, “probablemente la m√°s bella de un homo sapiens jam√°s hallada en √Āfrica”, dijo Hublin.

Los hombres de Jebel Irhoud destronan as√≠ a Omo I y Omo II, descubiertos en Omo Kibish (Etiop√≠a) y datados de unos 195.000 a√Īos. Tambi√©n en Etiop√≠a se hab√≠an hallado tres cr√°neos fosilizados datados de unos 160.000 a√Īos.

Coexistencia con otras especies

Estos descubrimientos realizados en la misma regi√≥n hab√≠an hecho pensar que el hombre actual descend√≠a de una poblaci√≥n localizada en √Āfrica del Este. Una teor√≠a que con el hallazgo de Jebel Irhoud queda completamente cuestionada.

Además, los utensilios hallados en ese lugar junto a nuestros ancestros son típicos de lo que se conoce como la Middle Stone Age.

“Ya se hab√≠an hallado este tipo de objetos, igualmente datados de 300.000 a√Īos, en varias partes de √Āfrica, pero no se sab√≠a qui√©n hab√≠a podido fabricarlos”, explic√≥ Daniel Richter.

Ahora, los investigadores estiman que se puede asociar la presencia de los utensilios del Middle Stone Age a la del homo sapiens.

Restos de un Homo sapiens de 68 mil a√Īos en el Smithsonian Natural History Museum | Ryan Somma (CC) Flickr
Restos de un Homo sapiens de 68 mil a√Īos en el Smithsonian Natural History Museum | Ryan Somma (CC) Flickr

“Seguramente, antes de 300.000, antes de Jebel Irhoud, se produjo una dispersi√≥n de ancestros de nuestra especie en el conjunto del continente africano”, dijo Hublin. “El conjunto de √Āfrica particip√≥ en ese proceso”.

Homo sapiens arcaicos, homo erectus, neandertales, etc. podrían haber coexistido no solo en regiones lejanas sino seguramente también en zonas cercanas.

“Por lo tanto, durante mucho tiempo hubo varias especies de hombres en el mundo, que se cruzaron, cohabitaron, intercambiaron genes…”, explic√≥ a la agencia informativa AFP el paleontrop√≥logo Antoine Balzeau, que no particip√≥ en el hallazgo de Marruecos.

“Nos alejamos cada vez m√°s de esta visi√≥n lineal de la evoluci√≥n humana como una sucesi√≥n de especies”, coincidi√≥ Hublin.

La supervivencia ¬Ņfruto del azar?

Por otra parte, Balzeau advirti√≥ contra la tendencia de creer que el homo sapiens sobrevivi√≥ al resto de las especies por ser superior. “Durante mucho tiempo, exageramos las caracter√≠sticas del homo sapiens, sobre todo las capacidades de nuestro cerebro”, sostuvo.

No obstante, estudios recientes mostraron que “no hab√≠a grandes diferencias en t√©rminos de valor, comportamiento o complejidad entre el homo sapiens y el neandertal”.

“Es frustrante, pero no sabemos por qu√© seguimos existiendo y los otros desaparecieron. Creemos a menudo que somos un logro evolutivo, ¬°pero se debe tambi√©n al factor suerte que sigamos aqu√≠!”, indic√≥.

URL CORTA: http://rbb.cl/h0vp
Tendencias Ahora