Tecnología
Martes 15 enero de 2019 | Publicado a las 10:58
China podría utilizar la impresión 3D para construir una base en la Luna
Por Camilo Suazo
La información es de Agence France-Presse
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

China busca establecer un d√≠a una base internacional en la Luna, quiz√°s utilizando la tecnolog√≠a de impresi√≥n en 3D para construir las instalaciones, anunci√≥ el lunes la agencia espacial del pa√≠s, responsable del primer alunizaje en la cara oculta de la Luna con la sonda Chang’e-4.

Despu√©s de Chang’e-4, est√°n planificadas otras cuatro misiones lunares, explic√≥ la agencia espacial china, la CNSA, confirmando el lanzamiento del m√≥dulo de exploraci√≥n Chang’e-5 antes de fin de a√Īo para recopilar muestras y traerlas a la Tierra.

La √ļltima de estas misiones estar√° destinada a probar equipos con la vista puesta en una base internacional de investigaci√≥n lunar, dijo en una conferencia de prensa Wu Yanhua, jefe adjunto del Programa de Exploraci√≥n Lunar de China.

“China, Estados Unidos, Rusia y Europa debaten sobre la construcci√≥n de una base o de una estaci√≥n de investigaci√≥n en la Luna”, observ√≥ Wu.

Los cient√≠ficos llevan a cabo investigaciones para saber “si podemos utilizar la tecnolog√≠a de impresi√≥n 3D” para construir instalaciones lunares, a√Īadi√≥.

China, cuyo programa espacial está gestionado por el Ejército Popular de Liberación, logró dar un gran paso el 3 de enero, al convertirse en el primer país en alunizar un vehículo en la cara oculta de la Luna.

“La edad de la Luna”

El m√≥dulo Chang’e-4 (nombrado as√≠ en honor a la diosa de la Luna en la mitolog√≠a china), despeg√≥ de la Tierra el 8 de diciembre transportando un peque√Īo robot teleguiado con ruedas, el Yutu-2 (“Conejo de Jade 2”).

Este abandonó la sonda unas horas después del alunizaje para realizar análisis en el cráter Von Karman, situado en la cuenca del Polo Sur-Aitken, el mayor cráter de impacto conocido en el sistema solar. El jueves pasado reanudó sus actividades tras haber hibernado cinco días para protegerse del frío.

“Ser√° la primera vez que podremos estudiar el origen y la formaci√≥n de la cara oculta de la Luna, e incluso la edad de la Luna”, explic√≥ Wu Weiren, ingeniero jefe del programa chino de exploraci√≥n lunar.

Inicialmente estaba previsto que el m√≥dulo Chang’e-5 recopilara muestras en el segundo semestre de 2017. Sin embargo, su lanzamiento se retas√≥ por el fracaso en julio de ese mismo a√Īo de una misi√≥n destinada a poner en √≥rbita un sat√©lite de comunicaciones, poco despu√©s del cohete Larga Marcha 5 Y2, que tambi√©n deb√≠a ser su lanzadera.

Tras la misi√≥n Chang’e-5, China lanzar√° Chang’e-6 para recopilar muestras del polo sur de la Luna y traerlas a la Tierra, seg√ļn Wu.

“Decidiremos si lo har√° en la cara oculta de la Luna o en la cara m√°s cercana a la Tierra, en funci√≥n de lo que haya recogido Chang’e-5”, explic√≥.

Despu√©s ser√° el turno de Chang’e-7, que llevar√° a cabo “una exploraci√≥n completa del polo sur de la Luna”, incluyendo su topograf√≠a, su composici√≥n y su entorno espacial.

M√°s tarde, la misi√≥n Chang’e-8 llevar√° a cabo ensayos tecnol√≥gicos y “una exploraci√≥n previa para que varios pa√≠ses construyan juntos una base de investigaci√≥n lunar en el futuro”, seg√ļn Wu.

Tendencias Ahora