Tecnología
El nuevo hito de la inteligencia artificial: crean un microchip capaz de olfatear
Publicado por: Camilo Suazo La información es de: Agence France-Presse
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

El neurólogo nigeriano Oshiorenoya Agabi quizá haya conseguido que un día usted pueda saltarse la fila de seguridad en los aeropuertos con un invento revolucionario: un microchip capaz de detectar explosivos sin molestar a los viajeros.

Este cient√≠fico present√≥ el domingo en la conferencia TEDGlobal 2017 (Technology, Entertainment and Design) de Arusha, en Tanzania, un aparato creado por su ‘start-up’ que puede rastrear con el olfato los explosivos.

√Čste es uno de los usos posibles del invento de Agabi, de 38 a√Īos, y de su equipo de la compa√Ī√≠a Koniku, situada en el Silicon Valley californiana.

Mientras los especialistas de la inteligencia artificial luchan por crear máquinas que imitarían el cerebro humano, -o, como el inventor de origen sudafricano Elon Musk, implantar en él computadores- Agabi ha hallado la forma de hacer trabajar conjuntamente neuronas producidas en laboratorio y circuitos electrónicos.

Dejando de lado el silicio de los procesadores cl√°sicos, y sus l√≠mites, asegura haber recurrido directamente al cerebro humano, “el procesador m√°s potente que haya conocido jam√°s el universo”.

“En lugar de copiar una neurona ¬Ņpor qu√© no recurrir a la propia c√©lula biol√≥gica, y utilizarla? Es una idea revolucionaria cuyas consecuencias son inimaginables” asegura Agabi, licenciado en f√≠sica te√≥rica en Lagos, doctorado en Londres, y apasionado por la neurociencia y la bioingenier√≠a.

A esta tarea se han abocado el nigeriano y su equipo de genetistas, físicos, bioingenieros y biólogos moleculares, con la esperanza de resolver problemas que van desde la deteccion de productos químicos o explosivos, o la de enfermedades como el cáncer.

Neuronas vivas

Seg√ļn Agabi, su invento, “sin precedentes en el mundo”, bautizado ‘Koniku Kore’, pudo dise√Īarlo gracias a su capacidad para respirar y olfatear el aire.

Grandes marcas, seg√ļn √©l, creen en su producto, por lo que los ingresos de la start-up pasar√°n de unos 8 millones de dolares anuales a 30 millones el a√Īo pr√≥ximo.

Uno de los grandes desafíos ha sido hallar la forma de conservar las neuronas vivas, un secreto que Agabi prefiere no revelar.

Los progresos de la inteligencia artificial y las b√ļsquedas para poner a punto m√°quinas que se asemejen al cerebro humano dan miedo a algunos. Elon Musk, por ejemplo, ha advertido contra el riesgo de que un d√≠a la m√°quina domine al hombre.

Pero Agabi, que creció en Lagos donde ayudaba a su madre a vender comida en las calles, cree que el futuro está más bien en la idea de insuflar vida a las máquinas.

“No es ciencia ficci√≥n. Queremos construir un cerebro de neuronas biol√≥gicas, un sistema aut√≥nomo que posea inteligencia. No queremos construir un cerebro humano”, explic√≥ a la agencia informativa AFP.

El cient√≠fico habl√≥ en la apertura de la conferencia TEDGlobal de Arusha, que durar√° cuatro d√≠as hasta el 30 de agosto, y en la que se presentan ideas, innovaciones y la creatividad de √Āfrica. Es la primera vez en diez a√Īos que su versi√≥n anual internacional se celebra en este continente.

“√Āfrica vive un crecimiento econ√≥mico, demogr√°fico y creativo (…) Nuestra conferencia re√ļne a catalizadores de ideas, descubridores de soluciones y actores del cambio que ya est√°n en marcha y trazan el camino de √Āfrica hacia la modernidad”, asegura el coprogramador de la conferencia, Emeka Okafor.

URL CORTA: http://rbb.cl/hsmi
Tendencias Ahora