Blogs
Lunes 15 abril de 2019 | Publicado a las 10:08
¬ŅCon Julian Assange hemos al fin tocado fondo?
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

A las 9 de la ma√Īana del jueves, e invitados por el embajador del Ecuador el Londres, una veintena de polic√≠as penetraron a la embajada para sacar al periodista Julian Assange, fundador del sitio WikiLeaks.

Demacrado y encanecido, cuando entre 8 polic√≠as lo met√≠an a un furg√≥n, todav√≠a se le escuch√≥ gritar: ‚Äú¬°Resistan ingleses! ¬°Resiste, Inglaterra!‚ÄĚ

Cuando la televisi√≥n transmiti√≥ la escena, la Primera Ministra Theresa May estall√≥ en gritos de entusiasmo. ‚Äú¬°Escuchen, escuchen! ¬°Ya lo tenemos!‚ÄĚ

Y al otro lado del Atl√°ntico, otro parlamentario, un senador dem√≥crata, tambi√©n estall√≥ en aleluyas, diciendo: ‚Äú¬°Ya lo tenemos, es nuestro!‚ÄĚ

¬ŅA qu√© se deber√≠a tanta alegr√≠a bipartidista?

Esto que estamos viendo con la prisión de Julián Assange y casi seguramente su próxima extradición a Estados Unidos, es el más flagrante caso de derrumbe moral de una nación, como Estados Unidos, que se intoxicó o se envenenó con su propio poderío.

La humillaci√≥n del Periodismo, que parece haber aceptado su condici√≥n de lacayo de las grandes empresas que son due√Īas o controlan los grandes medios de prensa.

Y el triste destino de Ecuador que, una vez más parece haber caído en manos de minusválidos morales.

Escucha aquí la columna completa

Tendencias Ahora