Blogs
La vergonzosa rutina de Chiqui Aguayo en el Festival de Vi√Īa
Publicado por: Christian Leal
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Anoche, junto a mi se√Īora, vimos (o soportamos) un buen rato la rutina de Chiqui Aguayo antes de apagar la tele e irnos a dormir.

No s√© si “ordinaria” es la palabra que mejor describe su actuaci√≥n. Si uno ha visto a humoristas de alto calibre como Pipo Arancibia o Daniel Vilches, sabe a lo que va y se r√≠e de eso.

Aunque en dos momentos, con suerte, nos arranc√≥ s√≥lo un leve atisbo de sonrisa (y no exagero), que la rutina haya sido “fome” tampoco ser√≠a lo m√°s relevante del asunto.

Para m√≠, su presentaci√≥n fue vergonzosa. Mientras sus relatos de sexo o carretes bajaban cada vez m√°s de nivel -y sin gracia, que es el punto- sent√≠a verg√ľenza ajena de que el festival estuviera siendo transmitido a toda Latinoam√©rica (luego me comentaron que, por fortuna, en ese lapso la se√Īal internacional prefiri√≥ retransmitir a Los Aut√©nticos Decadentes).

Mi se√Īora y yo coment√°bamos sobre la diferencia que pudo hacer el que Chiqui Aguayo fuera mujer. ¬ŅDe haber sido hombre le habr√≠an criticado igual su rutina? Porque claro, con Jorge Al√≠s nos re√≠mos de cada vulgaridad que dice.

Pero Al√≠s no se basa en la groser√≠a: la usa como veh√≠culo para sus historias (aunque creo que en sus √ļltimas actuaciones ya se le est√° pasando la mano). Por el contrario, para Chiqui Aguayo la vulgaridad ES su rutina y, en mi opini√≥n, aprovecha ser mujer para escudarse de las cr√≠ticas porque, ¬Ņacaso una mujer no puede decir las mismas cosas que un hombre?

En efecto, una mujer puede decir las mismas pelotudeces que un hombre. Tener la misma falta de tino y, en este caso, la misma falta de talento para hacer reír sin recurrir a lo soez como salvavidas.

Christian F. Leal Reyes
Periodista
Director de BioBioChile

Tendencias Ahora