Guillermo Burgos: "El amor a los trenes se debe a la calidad que ellos tuvieron en Chile"

Editor del libro “Los Ferrocarriles de Chile”, del autor inglés Wilfrid Simms, conversa sobre este notable documento de gran formato y de 380 páginas, un verdadero catástro de los trenes que hubo en Chile hasta los 80.

“A Chile llegó material muy diverso y de muy buena calidad, porque muchas empresas quisieron probar sus trenes aquí, por créditos que algunos países dieron al Estado chileno como por las dificultades geográficas, que significaban desafíos a los fabricantes”, afirma Guillermo Burgos.

“Nuestros libros los vendemos todos, y de algunos hemos debido hacer varias reediciones, porque hay un público muy interesado en el tema que está conformado por personas que trabajaron en ferrocarriles o que viajaron en ellos”, sostiene.

El libro registra lo que había a lo largo de todo el país, tanto en trenes de pasajeros como de carga, en usos mineros (salitreras, minas de cobre y carbón), madereros e industriales. Con fotografías y datos técnicos de trenes que, en esa época, estaban funcionando, conservados -en museos o por sus propietarios- o en estado de abandono.

“Los Ferrocarriles de Chile”
Autor: Wilfrid Simms
Editorial: Ricaaventura

Santiago de Chile.