Artes y Cultura
Martes 04 diciembre de 2018 | Publicado a las 17:47
Crítica de teatro: "Bolívar" rompe la soledad y el silencio
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Esta propuesta pone al teatro en contacto con la historia y la ficción: recurre a hechos políticos concretos, registrados en archivos oficiales, y hurga donde nadie puede llegar, al mundo interior de un hombre.

Víctor Soto, dramaturgo y actor, y el director José Luis Olivari asumen el doble desafío de este unipersonal que excede lo escénico y que expresa la admiración ideológica por Bolívar, como figura de la llamada Patria Grande americana.

A eso se agrega el deseo de conectar su pensamiento y acci√≥n revolucionaria del venezolano durante el siglo XIX, para emancipar las colonias del imperio espa√Īol, con la realidad pol√≠tica y social de hoy en nuestro continente.

Con estas referencias, el relato instala a Sim√≥n Bol√≠var (1783-1830) en la soledad de los √ļltimos momentos de su vida, cuando le ronda la muerte y escribe su testamento, mientras recuerda amores e intrigas pol√≠ticas.

La obra, que cuenta con la m√ļsica del argentino Jorge Reales e iluminaci√≥n de V√≠ctor Hugo Cruz, fue distinguida como ‚Äúespect√°culo destacado‚ÄĚ por el jurado del VIII Festival Internacional de Teatro Cl√°sico Adaptado, realizado en Mar Chiquita (Provincia de Buenos Aires), en 2017.

Ritualidad fantasmal

Un diván, una vela en su palmatoria, una manta y una medalla son algunos de los pocos elementos de utilería a los que Víctor Soto recurre para ambientar el encuentro de Bolívar con su destino y los espectadores.

A su vez, el director maneja el tiempo escénico para darle un carácter ritual al desarrollo de la obra, como una ceremonia que entrelaza razonamientos y vivencias, sentimientos y reacciones emotivas frente al acoso humano y político que enfrenta.

Por esa estructura que alude a un estado de fragilidad humana y material se filtran los ideales bolivarianos de libertad y su asertiva advertencia frente a los peligros del oportunismo y la descomposición, como consecuencia de las ambiciones de quienes defienden sus privilegios y traicionan a la patria que nace.

Sin embargo, en esta conversaci√≥n que parece buscar una conexi√≥n directa y cotidiana con el p√ļblico, nunca se deja de lado la arista solemne y aristocr√°tica en la palabra y el gesto que tambi√©n caracterizaba a Bol√≠var.

Víctor Soto no grafica un discurso, sino que lo traduce en escena con un énfasis que se va acentuando en la medida en que se inmiscuye en una interpretación de los hechos políticos que vivió Bolívar.

Desde allí, el relato avanza para subrayar que los objetivos frustrados de justicia y equidad del venezolano son coincidentes con las aspiraciones y las luchas de hoy en América Latina.

La presencia algo fantasmal que el director le imprime al personaje y que impregna el relato dan cuenta del impacto espiritual que el h√°lito de la muerte le produce al venezolano.

Por all√≠ se mueve un hombre que est√° solo, cuyos sue√Īos tal trascender, definen a Bol√≠var -el que nunca renunci√≥ a sus ideales- como uno de los m√°s grandes libertadores de la Am√©rica morena.

V Encuentro Festival de Teatro Latinoamericano de San Bernardo. Arturo Prat 9 (costado Metrotren); 23 al 26 de enero, 20.00 horas.

Tendencias Ahora