Artes y Cultura
“Que todos los hombres se vayan a Irak”: historias de amor y pornograf√≠a en Teatro Sidarte
Publicado por: Max Duhalde La información es de: Comunicado de Prensa
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Una sugerente propuesta de teatro joven es Que todos los hombres se vayan a Irak, obra que aborda distintas experiencias a partir de la sobrecarga inform√°tica de la sociedad actual.

La comedia se divide en tres partes; deseo, muerte y pornografía. Cada una se subdivide en relatos que abarcan historias de amor en una época de exceso de información. La pornografía es el eje temático desde donde se desarrolla la obra, no refiriéndose al sexo mismo sino a la experiencia de lo explícito total, de la ausencia de seducción que muchas veces implica lo mediático. Deseo y muerte se articularán en relación a esa premisa.

El trabajo del dramaturgo Nicol√°s Lange (Mujer de Pre√Īez H√ļngara) ofrece un texto lleno de alusiones a experiencias y lenguajes provenientes del mundo de las tecnolog√≠as. Escribe sobre estas voces unidas por el deseo de que sus rostros persistan en una revista o en una calle, incluso en sus redes sociales.

‚ÄúLo que nos pareci√≥ importante fue lo que implica, desde nuestra cotidianidad, la relaci√≥n con los medios digitales, donde lo que toma relevancia no es la identidad de los cuerpos, sino la conectividad que cada perfil puede llegar a tener‚ÄĚ, se√Īala V√≠ctor Valenzuela, director de la Compa√Ī√≠a Teatro del Paisaje.

¬ŅEs posible existir sin cuerpo? La obra nos ofrece un relato donde se enlaza lo real y lo virtual, lo p√ļblico y lo √≠ntimo: un grupo de fans que planea el asesinato de Meryl Streep mediante un video viral, dos adolescentes que deciden comprar armas por e-bay para realizar un atentado en pleno centro de Santiago o un hombre que escribe una eleg√≠a en el muro de Facebook de su amigo reci√©n fallecido, son algunas de las im√°genes que van dando forma a un paisaje plagado de deseos, en donde el rostro se constituye como carta de presentaci√≥n de los personajes y al mismo tiempo como material pornogr√°fico por excelencia.

Que todos los hombres se vayan a Irak es un espect√°culo l√ļdico en el cu√°l es posible ver a 5 int√©rpretes realizando m√°s de 15 roles distintos. La manera de condensar y dar cuenta de lo diferido y fragmentario de las comunicaciones en el d√≠a de hoy y las situaciones particulares de la obra, abre posibilidades para experimentar desde la composici√≥n esc√©nica, ritmos, espacios y diversas nociones para encarar a los personajes.

El dise√Īo del espacio de la obra (a cargo de Tob√≠as D√≠az) genera m√ļltiples alternativas a partir de 5 columnas iluminadas con un sistema Led que permite cambios de espacios con gestos m√≠nimos. Los vestuarios (dise√Īados por Carolina Poblete) surgen a partir del universo cinematogr√°fico de distintas √©pocas del cine y c√≥mo estas se fueron consolidando como modelos a seguir por varias generaciones. As√≠, podremos ver referencias a la Edad de Oro en Hollywood, a la Nueva Ola francesa y al New Queer Cinema, con directores como Gregg Araki.

Hay un t√≥pico particular que re√ļne a las compa√Ī√≠as emergentes en nuestro pa√≠s: lo medi√°tico. Para Valenzuela, ‚Äúson temas comunes en el teatro joven porque muchos crecimos con esta experiencia del auge de internet, que afecta directamente nuestra intimidad, desde c√≥mo producimos nuestra propia imagen a trav√©s de las redes sociales (fotograf√≠as, videos), c√≥mo archivamos nuestros recuerdos y c√≥mo generamos comunidad en plataformas como Instagram, Facebook o WordPress. Esta obra trata de esos modos de ‚Äúexistencia sin cuerpo‚ÄĚ cada vez m√°s transversales en nuestra sociedad‚ÄĚ.

“Que todos los hombres se vayan a Irak”, desde el 3 al 19 de noviembre, jueves, viernes y s√°bado a las 20:30 hrs, Sala 2 Teatro SIDARTE, Ernesto Pinto Lagarrigue 131, Bellavista.

Valor Entradas:
$3.500 Estudiantes/Tercera Edad.
$5.500 General.

Tendencias Ahora