Artes y Cultura
Jueves 10 enero de 2019 | Publicado a las 11:58 · Actualizado a las 12:16
El emotivo y bailable homenaje de New Order a Joy Division en su postergado regreso a Chile
¿Encontraste algún error? Avísanos visitas

A casi dos meses de su función original, agendada y suspendida el 21 de noviembre pasado, New Order se reencontró con el público local ante más de 4.500 asistentes en el Teatro Caupolicán, en una noche marcada por los sintetizadores (sello distintivo de la banda de Manchester) y la nostalgia

New Order
New Order | Carlos Müller | Lotus Producciones

En un show que se extendió por dos horas y que se tradujo en un repaso por los grandes éxitos del grupo, Bernard Sumner y compañía también se dieron tiempo para recordar a Joy Division, la disuelta y mítica agrupación que conformó junto a Peter Hook, Stephen Morris (luego fundadores de New Order) y el difunto Ian Curtis.

New Order | Carlos Müller | Lotus Producciones
New Order | Carlos Müller | Lotus Producciones

En el desenlace y en el primer y único “encore” de la noche (interpretación adicional al final de un concierto), el colectivo rindió un extenso homenaje en blanco y negro (literal) al imaginario de Unknown Pleasures y Closer, los dos únicos discos editados en su corta carrera (1976 – 1980).

“¿Hay público de Joy Division aquí?”, se preguntó Sumner antes de comenzar con Atmosphere, cuyas proyecciones visuales seguían el recorrido casi mesiánico de un carismático Ian Curtis, quien el 18 de mayo de 1980 decidió acabar con su vida en pleno apogeo de Joy Division.

A continuación, vino un segundo tributo: Decades, ampliamente coreado por la audiencia local y con el rostro de Curtis vigilando desde las pantallas gigantes, siempre en blanco y negro y bajo el pulso bailable característico de New Order, ahora relegados al segundo plano.

Para el cierre del tributo (y del concierto), los ingleses reservaron Love Will Tear Us Apart, el hit más famoso de la agrupación. Con una versión calcada a la original (tal como en los covers anteriores), se despidieron con la leyenda “Forever Joy Division” instalada en las pantallas, con las disculpas correspondientes por el reagendamiento del concierto y con la promesa de siempre: “Volveremos pronto”.

Tendencias Ahora