Artes y Cultura
Jueves 01 noviembre de 2018 | Publicado a las 17:54 · Actualizado a las 19:12
Colores y lamento santiaguino: Noel Gallagher dejó fuera clásico de Oasis que sí tocó en Concepción
Publicado por: Emilio Contreras
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Pasadas las 22:00 horas de la “Noche de Brujas”, Noel Gallagher irrumpi√≥ en el escenario del Vel√≥dromo del Estadio Nacional para cerrar la primera jornada de Colors Night Lights 2018, evento que ayer reuni√≥ a Jinco, Dulce y Agraz, Saiko y Foster The People en un marat√≥n musical.

La cita aconteció puntual y a un día de la histórica visita del ex Oasis a Concepción, donde el festival tuvo su primer anticipo en el Gimnasio Municipal de dicha ciudad, con un show doble que incluyó también a la banda López.

En Santiago, la expectativa no era poca: se trataba de la tercera visita de Gallagher en a√Īos consecutivos (desde 2016), sin mencionar su arribo de 2012 y las anteriores presentaciones con Oasis.

La excusa, esta vez, se llamaba Who Built the Moon?: su tercer disco solista, por lejos el más psicodélico y extravagante del catálogo y el mismo que lo llevó a ejecutar nuevas fórmulas en el estudio, ahora más cercanas a las texturas y atmósferas electrónicas que a la distorsión y cadencia de sus guitarras.

Parte de eso se escuchó en Fort Knox, el instrumental que abrió el acto (y el disco) y que presentó en escena junto a su banda completa: tres bronces, dos tecladistas, bajista, guitarrista, baterista y percusionista.

A diferencia del show en la Octava Regi√≥n, el paso del mayor de los hermanos Gallagher fue notoriamente menos locuaz: al tibio saludo inicial le secundaron poqu√≠simas intervenciones salvo su tradicional gui√Īo futbolero, ahora sostenido bajo el argumento de maldecir con gracia a Alexis S√°nchez y al Manchester United, equipo archirrival que Noel detesta (es del Manchester City).

Esta vez, la voz de The Importance Of Being Idle (no la toc√≥) se aboc√≥ a la m√ļsica y al optimismo, un detalle para nada antojadizo en su hoja de ruta. Parte de eso trasciende al setlist de la gira, que incluy√≥ Holy Mountain, Keep on Reaching, It’s a Beautiful World y She Taught Me How to Fly (de su √ļltimo disco), y What a Life! y The Right Stuff, entre otras de sus √°lbumes anteriores.

Noel Gallagher en el Velódromo del Estadio Nacional | Colors Night Lights |  Ignacio Orrego
Noel Gallagher en el Velódromo del Estadio Nacional | Colors Night Lights | Ignacio Orrego

Para los fans de Oasis, la mayor√≠a anoche en el Vel√≥dromo, el m√ļsico reserv√≥ canciones que viene tocando en solitario desde la disoluci√≥n del grupo, como Wonderwall y Don’t Look Back in Anger, ambas en arreglos ac√ļsticos que funcionaron como karaoke, pero tambi√©n otras menos cotizadas de la bodega de hits como Whatever y Go Let It Out, las verdaderas postales del concierto, donde la nostalgia y la melancol√≠a por el aplazad√≠simo regreso de Oasis (que cada a√Īo es un nuevo fake news) se hizo coro y lamento entre la multitud del Colors Night Lights.

De su alma máter también tocó Half the World Away y Little by Little. Sin embargo, la esperanza oculta entre quienes estuvieron al tanto del recital en Concepción no fue satisfecha: Supersonic, la que todos esperaban, la histórica del Definitely Maybe de 1994 que sonó en la voz de Noel en el Gimnasio Municipal el jueves pasado, no se escuchó nunca.

Para el cierre, el plan original se mantuvo intacto. Noel, con el brazo derecho en la frente como en el saludo de los marinos, sell√≥ su despedida con una versi√≥n de All You Need Is Love, el cl√°sico de The Beatles, canci√≥n colorida y psicotr√≥pica que bien podr√≠a definir el actual momento del ingl√©s, el m√°s distinto de los √ļltimos presentados en Chile, con la cara y la guitarra mirando al caleidoscopio y las pistas de baile y lanzando al mundo mensajes de amor en lugar de las iron√≠as filosas y atractivas a las que nos ten√≠a acostumbrados.

Tendencias Ahora