Artes y Cultura
Grupo Tiemponuevo baja el telón con una gira de despedida en Chile
Publicado por: Johnny Teperman
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

‚ÄúNo nos mover√°n‚ÄĚ, ‚ÄúHemos dicho basta‚ÄĚ y ‚ÄúEl que no salta es momio‚ÄĚ son canciones que el grupo populariz√≥ durante la Unidad Popular, coreadas en las manifestaciones y que trascendieron a su √©poca.

Transcurridas ya cuatro décadas desde su partida al exilio, Tiemponuevo, uno de los grupos emblemáticos de la Nueva Canción Chilena (NCCh), regresará en octubre para actuar en Santiago y Valparaíso en una gira de despedida del país que siempre estuvo al centro de sus motivaciones y afectos.

La NCCh perpetuó en el inconsciente colectivo canciones que han atravesado generaciones y que siguen siendo escuchadas, sean o no sus contenidos plenamente insertables en las actuales luchas del pueblo chileno.

‚ÄúEl pueblo unido jam√°s ser√° vencido‚ÄĚ, ‚ÄúVenceremos‚ÄĚ, ‚ÄúLa batea‚ÄĚ y ‚ÄúNi chicha ni limon√°‚ÄĚ son algunos de esos temas de poderoso simbolismo en Chile y el exterior.

Tambi√©n figuran en ese registro ‚ÄúHemos dicho basta‚ÄĚ, ‚ÄúNo nos mover√°n‚ÄĚ y ‚ÄúEl que no salta es momio‚ÄĚ, tres canciones que en su momento alcanzaron tanto o m√°s poder enfervorizante que las anteriores. Ejemplo de ello es que la primera acompa√Ī√≥ el discurso pronunciado en cadena nacional por Salvador Allende al asumir el gobierno, mientras que la segunda fue lanzada al aire en Radio Magallanes apenas el presidente termin√≥ su postrero discurso el 11 de septiembre de 1973.

Quienes las cantaron a lo largo del país eran tres jóvenes que en Valparaíso conformaron en 1970 el trío musical Tiemponuevo, de amplia repercusión musical en el Chile de entonces.

Ellos eran el odont√≥logo Roberto Rivera, y los hermanos Sergio y Ra√ļl S√°nchez, tambi√©n odont√≥logo el primero y profesor normalista el segundo. Alineaciones anteriores al inicio formal de conjunto incluyeron a Osvaldo ‚ÄúGitano‚ÄĚ Rodr√≠guez y Payo Grondona, con quienes los m√ļsicos de Tiemponuevo coincidieron en la organizaci√≥n de las primeras pe√Īas porte√Īas y vi√Īamarinas.

Tal como Quilapay√ļn e Inti Illimani construyeron cada uno un sello identificador, Tiemponuevo hizo lo propio. Comenzando por soslayar los vocablos ind√≠genas y los ponchos en boga, privilegiando, respectivamente, un nombre en espa√Īol y ropa com√ļn y corriente. Musicalmente, lo suyo fue usar una amplia gama de ritmos populares que unidos a letras de innegable contenido social dieron como resultado canciones que eran r√°pida y entusiastamente aceptadas por los trabajadores, a quienes el conjunto dedicaba su quehacer. Blues, guarachas, mambos, bossa nova, go-go, polkas y spiritual inundaron su discograf√≠a pre Golpe, compuesta por tres larga duraci√≥n y al menos cinco singles.

El porqu√© de esa opci√≥n diferente a otros m√ļsicos de la NCCh, es explicada por el director del conjunto, Roberto Rivera, recordando las risas de campesinos al ver sus instrumentos andinos y a los j√≥venes comunistas porte√Īos que en sus fiestas bailaban cumbias, valses peruanos y corridos, prefiriendo esos ritmos para pasarlo bien antes que a las entonces denominadas canciones de protesta.

‚ÄúEn ese momento dije que ten√≠amos que hacer canciones de la ciudad, usando los ritmos que m√°s llegaban a la gente, pero con letras que las hicieran comprender el proceso de cambios sociales y sumarse a √©l‚ÄĚ, rememora Rivera.

Su incesante derrotero de apoyo al gobierno de la Unidad Popular le granje√≥ a Tiemponuevo reconocimientos como haber sido elegido por el cineasta Aldo Francia para componer e interpretar el tema central de la pel√≠cula ‚ÄúYa no basta con rezar‚ÄĚ.

Tras el Golpe Militar, dos de sus tres miembros (Roberto y Sergio) salieron al exilio, primero hacia Argentina y despu√©s a la Rep√ļblica Democr√°tica Alemana, donde terminaron radic√°ndose, mientras que Ra√ļl decidi√≥ permanecer en Chile.

Durante estos 43 a√Īos fuera del pa√≠s el grupo se mantuvo activo, aunque con distintas formaciones que incluyeron hasta 1977 al fallecido Payo Grondona y luego a otros m√ļsicos chilenos y extranjeros, como Jos√© Miguel M√°rquez, hist√≥rico miembro de Illapu. Uno de aquellos cambios fue determinado por el prematuro fallecimiento de Sergio S√°nchez.

En 1988, en plena campa√Īa del No, Tiemponuevo reingres√≥ subrepticiamente a Chile para actuar en distintos actos de apoyo a la recuperaci√≥n de la democracia, tal como lo hab√≠a hecho hasta esa fecha en muchos pa√≠ses europeos, africanos y latinoamericanos.

Tambi√©n en el exilio el grupo grab√≥ otros cinco discos e hizo e interpret√≥ m√ļsica incidental para pel√≠culas, documentales, programas de televisi√≥n y obras de teatro.

Al explicar su decisi√≥n de poner t√©rmino a una trayectoria de casi 50 a√Īos, Roberto Rivera dijo que la idea fue madurando lentamente, conforme fueron pasando los a√Īos. ‚ÄúNo fue una idea repentina‚ÄĚ, dijo el m√ļsico, a√Īadiendo que, ‚Äúen todo caso, esto no significa renunciar e irse a la casa y olvidar principios de dignidad, solidaridad, amor y respeto con el maravilloso pueblo chileno, que siempre ha sabido salir del m√°s oscuro ‚Äėoscurantismo‚Äô por sus propios medios‚ÄĚ.

Despedirse en Chile, complement√≥, obedeci√≥ ‚Äúa la impresi√≥n de que la gran mayor√≠a de los chilenos interesados pensaban que el grupo hab√≠a dejado de existir y su presencia se reduc√≠a a un par de canciones que sobrevivieron en el tiempo‚ÄĚ.

Conciertos

Junto a Roberto Rivera, “Tiemponuevo es actualmente conformado por Luis Gonz√°lez (chileno, ingres√≥ en 1979, percusi√≥n y primera voz), David Sandoval (peruano, ingres√≥ en 1988, guitarra, otros instrumentos de cuerda, voz) y Carlos Mej√≠a (peruano, ingres√≥ en 1992, vientos andinos, charango, tiple, mandolina, voz).

Las √ļltimas actuaciones del conjunto tendr√°n como escenario a Santiago y Valpara√≠so.

En la capital, “Tiemponuevo” actuar√° en la sala Am√©rica de la Biblioteca Nacional, el 18 de octubre, a las 19 horas (entrada liberada) ocasi√≥n en que tambi√©n har√° entrega de su legado a la Direcci√≥n de Bibliotecas, Archivos y Museos.

También cantará en el Museo de la Memoria, el 21 del mismo mes, a las 20 horas (entrada liberada).

En Valparaíso, su principal actuación será en el Parque Cultural el 10 de octubre, a las 19 horas (entrada $3.000). Habrá otras presentaciones para grupos específicos de pobladores, trabajadores y estudiantes.

Como muchos artistas que salieron al exilio y que no regresaron a Chile, el nombre de “Tiemponuevo” fue quedando en el olvido para las nuevas generaciones.

URL CORTA: http://rbb.cl/exbd
Tendencias Ahora