Artes y Cultura
Recopilación de su obra poética: Es Violeta, es poesía
Publicado por: Ezio Mosciatti
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Violeta Parra: Poesía que me has de vivir… Violeta es generosa, lo sabemos.

Por Marcel Socías Montofré

Y es Parra, lo disfrutamos. Porque la creatividad le viene por genes en tierra f√©rtil. Cruza de sur a norte y de hermano en hermano hasta llegar a la √ļltima hoja. Se hace familia y crece al amparo de un talento innato, de una voz que tiene alas y desgarro, que le sale por sonido y por sentido.

Por eso se agradece la oportunidad, se aplaude y se baila con mirada atenta la recopilaci√≥n de su obra po√©tica, feliz iniciativa de Paula Miranda ‚Äďen la Editorial de la Universidad de Valpara√≠so- de rescatar su extraordinaria capacidad de jugar con las palabras como quien siembra en una jardinera para darle gracias a la vida.

En palabras de su autora, ‚Äúeste libro tambi√©n invita a abandonar la idea de considerar sus textos simplemente como letras tributarias de la m√ļsica, y apreciarlas como poemas propiamente tales‚ÄĚ.

‚ÄúPoes√≠a erguida‚ÄĚ, como la llam√≥ Octavio Paz. O en palabras de Ra√ļl Zurita: ‚Äúcomo en lo mejor de Neruda, pero solo en lo mejor de √©l, en Violeta Parra, la m√°s humana de nuestras poetas, hay algo inhumano, es como si su poes√≠a la dictaran otras cosas; la primavera, el invierno, el viento. Si los dem√°s nos llamamos poetas, ella sobrepasa esa palabra y habr√≠a que ponerle otra‚Ķ y si a ella la llamamos poeta los dem√°s tenemos que cambiarnos nombre, ella es de otro linaje, de otra estatura‚ÄĚ.

Y as√≠ se van sumando los homenajes y palabras pobladas de ese pa√≠s intenso y extenso que fue en s√≠ misma Violeta Parra, el poema-canci√≥n de sus m√°s de treinta y cinco discos, sus D√©cimas. Autobiograf√≠a en versos chilenos, la espectacular recopilaci√≥n de su Po√©sie populaire des Andes, sus Cantos folkl√≥ricos chilenos y Las √ļltimas composiciones.

Pero Violeta es infinita, pulso vital y pasi√≥n de temple creativo. Tal como ella misma lo expresa en entrevista a la Radio de la Universidad de Concepci√≥n, ‚Äúamo y venero el canto a lo humano y a lo divino desde el punto de vista del texto literario y desde el punto de vista musical‚ÄĚ.

Por eso tambi√©n el libro es pr√≥digo en versos sonoros, exquisita mezcla de la letra impresa con el movimiento de los ritmos nortinos, la sirilla chilota, las polkas y habaneras, toda aquella cosecha que logr√≥ despu√©s de recorrer toda la ‚Äúcomarca -como escribiera su hermano Nicanor-, desenterrando c√°ntaros de greda y liberando p√°jaros cautivos entre las ramas‚ÄĚ.

As√≠ tambi√©n se suma la voz de Pablo De Rokha para homenajear ‚Äúsu folklore, su snob, donde se entronca en la Picaresca espa√Īola, construida con la entra√Īa popular, interfiri√©ndolo; un catolicismo m√°s pagano que cristiano, llora, sonr√≠e, brama en el subsuelo; aquel humor feliz de sentirse desventurado de coraje dramatiza la guitarra y de tan ingenuo es macabro, como la g√°rgola de la Catedral G√≥tica, como Rabelais o como el Aduanero Henri Julien Rosseau, o Bosch, el fraile terrible‚ÄĚ.

Es Violeta, mucho m√°s que la canci√≥n. Es palabra y construcci√≥n del texto, movimiento de amor y desgarro que se esparce por las hojas de un libro √ļnico y tentaci√≥n, un libro para sumergirse y sentir el aroma de la lluvia sur, del desierto norte, los amores del angelito, la cueca larga, el jilguerillo, las ep√≠stolas en verso para Nicanor, el sacrist√°n, el jard√≠n de la Totito, la primera versi√≥n de Gracias a la vida y ese Chile que ella ama tan profundamente como desprecia la injusticia a contrapunto.

Es Violeta, la que ‚Äúnaci√≥ mito ‚Äďen palabras de Gonzalo Rojas-‚Ķ Car√°cter es destino, esa fue Violeta Parra desde su mocedad. Altivez y modestia, me cautiv√≥ ese tono suyo. Tradici√≥n invenci√≥n: ese fue el pacto que la hizo √ļnica‚ÄĚ.

Es Violeta, es su poesía… palabra que siempre no has de vivir.

URL CORTA: http://rbb.cl/f0dj
Tendencias Ahora