Artes y Cultura
Martes 13 marzo de 2018 | Publicado a las 03:16
Crítica de Cine: "Proyecto Florida", el inalcanzable resplandor del Oeste
Publicado por: Emilio Contreras
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

El largometraje de Sean Baker compet√≠a por el √ļltimo Premio Oscar a mejor actor de reparto, debido a la participaci√≥n de Willem Dafoe en el elenco estelar. Pero la verdad es que, adem√°s de la inclusi√≥n del talentoso int√©rprete norteamericano entre su reparto, la obra en cuesti√≥n exhibe una serie de aspectos est√©ticos y art√≠sticos para destacar: el uso de los planos en contrapicado (a fin de realzar la humanidad de sus marginales personajes), la calidad lum√≠nica de la fotograf√≠a, la complejidad literaria de su argumento, y la reflexi√≥n audiovisual en torno a los postergados por el sue√Īo de la prosperidad estadounidense.

Por Enrique Morales Lastra

‚ÄúSi ha existido alguna vez el para√≠so, habr√≠a podido situarse en esta costa sublime donde, desde la cima de una playa de arena inmaculada, se divisaban hasta el horizonte los pinares mediterr√°neos, discretos guardianes curvados hacia la orilla, manojos de palmeras, un mar opalino y el silencio atenuado, el viento ligero como cachemir: all√≠ se percib√≠a el comienzo del mundo en absoluta soledad‚ÄĚ.

Jean-Michel Guenassia, en “La vida so√Īada de Ernesto G”.

La pobreza y la exclusi√≥n arrecian, y nadie parece quejarse en el hondo sur de los Estados Unidos, a√ļn cuando se est√© al lado de la abundancia tur√≠stica de Disney World y de su altiva cultura hotelera, o situados en un lugar muy secundario, al interior del archipi√©lago de moteles que igualmente la conforman (a ese submundo), en centros habitacionales de paso que luego de la crisis burs√°til e hipotecaria de la d√©cada pasada, han llegado a transformarse en verdaderos guetos urbanos donde permanecen insertos -en una transitoriedad eterna-, una serie de familias incapaces de buscar otra soluci√≥n a su problema, el de poder aspirar a otro tipo de vivienda m√°s permanente y confortable.

Y los ni√Īos de esas familias monoparentales, casi siempre, hacinadas y hambrientas corren al borde de las carreteras que cobijan los helipuertos que transportan a los empresarios due√Īos de aquellos condominios vac√≠os y de la cercana industria del entretenimiento infantil. Entonces, el ruido de esos veh√≠culos a√©reos, al igual que en el filme ‚ÄúLa noche‚ÄĚ (1961), de Michelangelo Antonioni dictan las posibilidades est√©ticas y simb√≥licas de la precariedad espiritual y sentimental frente al agobio de la t√©cnica y de una sociedad moderna que no se detiene jam√°s (el tiempo en versi√≥n actual), y que nunca espera a nadie, menos a los seres incapaces de triunfar en esos ritmos propios y vertiginosos.

"Proyecto Florida".
“Proyecto Florida”.

La c√°mara se sit√ļa en una posici√≥n de contrapicado a fin de recalcar la humanidad inocente y grandilocuente de unos personajes v√≠ctimas de una sociabilidad cotidiana agresiva y carente, solidaria entre ellos, y de una pobreza cultural amiga de la televisi√≥n, del vagabundeo, y del uso constante de los aparatos de telefon√≠a celular como √ļnica gratificaci√≥n de una existencia sostenida a duras penas, dentro de la fragilidad y de la transitoriedad fugaz que significan alojar a perpetuidad en la habitaci√≥n de un motel, sin saber ni menos tener siquiera la certeza, de que podr√°n pagar la renta de la misma, durante los d√≠as siguientes o bien en los d√≠as de la pr√≥xima semana.

El gerente del motel en el cual viven la ni√Īa Moonee (la joven y excepcional actriz Brooklynn Prince), y su madre veintea√Īera y procaz (interpretada en nota alta por una realistamente grosera Bria Vinaite), es el personaje encarnado por Willem Dafoe (en el rol de Bobby): quien aparece as√≠ como una suerte de intermitente figura paterna para el rostro protag√≥nico (Moonee), la cual recorre las afueras del motel -cuyo nombre evoca a un castillo de fantas√≠a-, respirando la fr√°gil libertad que ofrecen la inconsciencia y la inocencia propias de la infancia, y donde la pobreza tiene la equivalencia de un estado normal, y las risas y la expansi√≥n se valoran en gestos tan triviales como escupir encima de un veh√≠culo estacionado o simplemente por discurrir velozmente a trav√©s de esos parajes atestados de lugares de paso que se convierten en moradas permanentes, y de condominios colosales, abandonados a su suerte, porque sus antiguos propietarios, desconocidos, an√≥nimos, fueron incapaces de cancelar, de pagar, las respectivas hipotecas.

"Proyecto Florida".
“Proyecto Florida”.

Con su personificaci√≥n de Bobby, Willem Dafoe entrega un nuevo registro de la gran variedad de matices que posee como cualidad de su composici√≥n actoral, celebrada y vitoreada desde fines de la d√©cada de 1980, por el p√ļblico y por la cr√≠tica: generoso y comprensivo, tampoco se obnubila frente a la complicidad que podr√≠an demandarle la condici√≥n de pertenencia a una misma clase social con los desvalidos protagonistas de ‚ÄúProyecto Florida‚ÄĚ (2017), ante una situaci√≥n, por parte de √©stos, que podr√≠a merecer una conducta sancionatoria o de absoluta reprobaci√≥n √©tica y hasta legal.

"Proyecto Florida".
“Proyecto Florida”.

El realizador y guionista Sean Baker (New York, 1971) se explaya mediante la ret√≥rica est√©tica de la autopista, la plasticidad del vac√≠o, la precariedad del Estado y de los servicios sociales, con el prop√≥sito de retratar los contrapuntos de un modus vivendi acosado por un micro cosmos urbano lleno de soledad y de apremios tanto f√≠sicos como morales: s√≥lo basta con sobrevivir, pensar nada m√°s que en el instante, en el duro y arduo presente, en una cr√≠tica social, pol√≠tica y √©tica de sem√°ntica audiovisual, que emparenta a este filme con otras obras recientes del cine ‚Äúindependiente‚ÄĚ norteamericano, por citar: con ‚ÄúLa habitaci√≥n‚ÄĚ (2015), de Lenny Abrahamson, ‚ÄúHell or High Water‚ÄĚ (2016), de David Mackenzie, ‚ÄúSuburbicon‚ÄĚ (2017), de George Clooney, ‚ÄúGood Time: Viviendo al l√≠mite‚ÄĚ (2017), de Benny Safdie y de Josh Safdie, o con ‚ÄúEl castillo de cristal‚ÄĚ (2017), de Destin Daniel Cretton.

‚ÄúProyecto Florida‚ÄĚ exhibe, de esta forma, un sue√Īo de bienestar trunco, frustrado, pero que como anot√°bamos al inicio de este texto, soportado sin mayores cuestionamientos por una realidad y comunidad bullentes, a un segundo de estallar en gritos, insultos, violencia callejera, impotencia o rebeli√≥n instant√°nea en torno a la ineficaz presencia policial o ante la torpe acci√≥n de los obtusos y a veces irracionales servicios sociales estadounidenses. Y como despu√©s de la crisis de 1929, las convicciones del gigante norteamericano se renuevan a s√≠ mismas, y sus ciudadanos creen hasta morir, aunque no les rocen sus beneficios jam√°s, que son parte de una idea de naci√≥n e imperio poderosos, que son la sangre y la forja de un destino y de un proyecto glorioso.

"Proyecto Florida".
“Proyecto Florida”.

As√≠, el sur anta√Īo derrotado es el mejor escenario por excelencia para subvertir la estructura del sue√Īo americano y de sus contrapuntos de miseria y de abandono civilizatorio.

Entonces, la banda sonora pop del filme, los movimientos de la c√°mara de Sean Baker (contrapicados, planos frontales y cerrados, a veces bellamente a contraluz en el atardecer), el montaje que construye un relato coral en torno a un grupo de mujeres solas y de sus ni√Īos, protegidas por ese hombre y guardi√°n sustituto (Bobby), y que sobreviven a cuadras, esquinas de la magnificencia l√ļdica de Disney World, a breves kil√≥metros de ese mundo de magia, de fantas√≠a, de diversi√≥n y de irrealidad, padecen el rev√©s de ese para√≠so del placer, situado a pasos de sus sensitivas narices, en una marginalidad que tambi√©n cede y tiene espacios e interludios con el fin de cultivar la amistad y una amistosa fraternidad surgida desde la postergaci√≥n y del dolor como simple y pura forma de h√°bitat natural.

Con evocaciones al ya citado Antonioni (la preferencia por los parajes amplios y bald√≠os de Baker para situar sus historias son otra referencia al maestro italiano), y al cineasta galo Francois Truffaut (a su m√≠tica ‚ÄúLos 400 golpes‚ÄĚ, de 1959), ‚ÄúProyecto Florida‚ÄĚ (‚ÄúThe Florida Project‚ÄĚ) se a√Īade a la lista de fabulosos t√≠tulos actuales que indagan el presente de la principal potencia del mundo, mirando melanc√≥lica y dolorosamente hacia el resplandor del crep√ļsculo, del oeste, en la luz de un mar que nunca se divisa.

URL CORTA: http://rbb.cl/jlmw

"Ayka": una mujer de Kazajst√°n estremece a Cannes y gana como Mejor Actriz

Cortometraje chileno triunfa en el Festival de Cannes en la competencia Cinefondation

Cannes 2018: Documental de Whitney Houston revela que fue agredida sexualmente en su ni√Īez

M√ĀS NOTICIAS
Tendencias Ahora