Artes y Cultura
Crítica de Cine: "Un bello sol interior", a los que aman
Publicado por: Emilio Contreras
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

El filme protagonizado por Juliette Binoche equivale a un m√ļltiple ejercicio audiovisual y dram√°tico en torno a las ansias de pasi√≥n er√≥tica y sentimental, que invaden a una mujer en la median√≠a de su vida, e inserta en la escena de un Par√≠s que ronda la melancol√≠a y lucidez del oto√Īo. A la participaci√≥n de la mencionada actriz, se a√Īaden las apariciones de Xavier Beauvois, de Nicolas Duvauchelle y de G√©rard Depardieu m√°s la calidad y la profundidad literaria del libreto pensado por la novelista Christine Angot.

Por Enrique Morales Lastra

‚ÄúYo le√≠a y rele√≠a, y desfallec√≠a, contigo estaba. Cada una de esas peque√Īas hojas era como un p√©talo volado de tu alma. En cada palabra de esas cartas de fuego se siente el amor poderoso, sincero‚Ķ‚ÄĚ

Edmond Rostand, en “Cyrano de Bergerac”.

Isabelle (el personaje interpretado por Juliette Binoche) es una artista visual divorciada, que respira empin√°ndose por los 40 a√Īos, con una hija que jam√°s aparece enfocada, v√≠ctima de una prematura ‚Äúsaudade‚ÄĚ, y de una conciencia po√©tica acerca de la esencial soledad de los seres humanos. Como una hero√≠na de Francois Truffaut o de Isabel Coixet, y seg√ļn ella misma lo confiesa, su b√ļsqueda del amor la conducir√° sin freno, camino a estrellarse frente a un muro.

He ah√≠ el principal logro de la c√°mara de la realizadora francesa Claire Denis (1946): exponer en secuencias cinematogr√°ficas la sensibilidad y la interioridad femenina de una mujer que se siente sola, o como titulara el japon√©s Yukio Mishima a una de sus hermosas novelas, que se acusa v√≠ctima de una inconmensurable ‚Äúsed de amor‚ÄĚ. Isabelle persigue esa instancia ‚Äďla er√≥tica pasional-, y por uno u otro motivo le es imposible sintonizar con los hombres que conoce o con los cuales se involucra √≠ntimamente, en el prop√≥sito de construir un v√≠nculo o una relaci√≥n sentimental de mayor aliento y perspectivas de futuro. Quiz√°s hasta de trascendencia.

"Un bello sol interior".
“Un bello sol interior”.

En ese esfuerzo de creaci√≥n audiovisual, la ayuda que proporcionan el nivel de la actuaci√≥n de Juliette Binoche, y el gui√≥n de la escritora Christine Angot, resultan fundamentales en el prop√≥sito de desentra√Īar la gram√°tica interna y las decepciones que sacuden a ese personaje -cooperando ambos elementos-, con elocuencia art√≠stica a fin de gestar una realidad emotiva y existencial, que durante varias escenas logra internalizar y exhibir el sinsentido y la precariedad de una ser humana a la cual le es dif√≠cil vivir, entenderse a s√≠ misma y por ende comprender vitalmente a los dem√°s. O al rev√©s.

La atm√≥sfera urbana que conforman la est√©tica y los planos de este largometraje, asumen el proceso afectivo que desarrolla la protagonista: salas y habitaciones en penumbras, encuadres preferentemente nocturnos cuando se trata de filmar exteriores, terrazas iluminadas por la palidez de la noche y la Torre Eiffel recortada al fondo, d√≠as de oto√Īo, que podr√≠an ser tambi√©n jornadas de invierno, toilettes de restaurantes ubicados en el subsuelo, una sola escena en un campo abierto atravesado por un fr√≠o diurno y desnudo: es la geograf√≠a espacial por donde se mueve el rol de esa exploradora que rastrea lo inasible.

As√≠, las sombras de una ciudad burguesa ‚Äďsiempre dispuesta a acoger a los amantes en variedad de circunstancias (y de poses)-, estimulan una idea audiovisual exclusiva con el objeto de reflejar en este t√≠tulo, antes que a cualquier otro motivo f√≠lmico y leg√≠timo que posea ‚ÄúUn bello sol interior‚ÄĚ (‚ÄúUn beau soleil int√©rieur‚ÄĚ, 2017), en una ret√≥rica particular del cine y de la literatura francesas con respecto al tema principal ofrecido por el argumento. La del amor er√≥tico como centro, motor y consuelo de la existencia.

Y brilla Juliette Binoche: sus gestos, la postura de su cuerpo en las complejas escenas propias de la privacidad sexual y adulta, los rasgos de su rostro que retrata la fotografía de la cámara, en el testimonio de la ilusión, de la tristeza, de la decepción, de la felicidad efímera, del dolor eterno de un segundo cronológico, la mirada del romanticismo femenino, vislumbrada por los ojos de la notable actriz francesa.

"Un bello sol interior".
“Un bello sol interior”.

El pensamiento mágico y la región cartesiana de lo místico aparecen en la imagen y participación en el elenco de Gérard Depardieu, y su indagatoria adivinatoria en torno al futuro ignoto de Isabelle, en una secuencia de precisos primeros planos, sostenidos por el anhelo y el deseo perennes de la mujer, y su creencia desmedida, e ingenuamente enternecedora del amor anunciados por el tarot y las ciencias tradicionales.

La comparaci√≥n puede ser un poco exagerada, pero en esa caracter√≠stica el papel encarnado por Binoche, en esta ocasi√≥n, se compara al abordado por la int√©rprete alemana Nina Hoss, en la majestuosa ‚ÄúPhoenix‚ÄĚ (2014), del igualmente director germano Christian Petzold: en la intenci√≥n insobornable, elusiva, testarudamente rom√°ntica, de acomodar la realidad excesiva, para con nuestros intereses y afectos m√°s incomprensibles.

"Un bello sol interior".
Juliette Binoche | “Un bello sol interior”.

URL CORTA: http://rbb.cl/j13g
Tendencias Ahora