Artes y Cultura
Crítica de Cine: "La batalla de los sexos", en busca de las segundas oportunidades
Publicado por: Emilio Contreras
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

La nueva entrega del d√ļo creativo conformado por los directores norteamericanos Jonathan Dayto y Valerie Faris (‚ÄúPeque√Īa Miss Sunshine‚ÄĚ, 2006), recrea audiovisualmente el partido de tenis que el 20 de septiembre de 1973, en el Astrodome de Houston enfrent√≥ a un retirado Bobby Riggs (campe√≥n de Wimbledon y de Roland Garros a fines de los a√Īos ‚Äė30) con la en ese entonces vigente y destacada jugadora Billie Jean King, quien a su vez fue una de las figuras claves en la lucha por la igualdad de g√©neros en el llamado deporte blanco.

Por Enrique Morales Lastra

‚Äú¬ŅPor qu√© a la gente le fascina tanto la vida sexual de la otra gente? En parte es por el placer que se deriva de la fantas√≠a. Los chismes de los peri√≥dicos son mucho m√°s picantes si se refieren a un miembro de una familia real de donde sea, porque presumiblemente el decorado es m√°s elegante. En parte, se debe a la primitiva y desagradable urgencia de castigar a los que se descarr√≠an de la tribu. El sexo se define por caracter√≠sticas f√≠sicas y debe indicarse en los pasaportes. El amor est√° en la cabeza, es un estado de la mente‚ÄĚ.

Patricia Highsmith, “Carol”

‚ÄúLa batalla de los sexos‚ÄĚ (‚ÄúBattle of the Sexes‚ÄĚ, 2017) es un largometraje de ficci√≥n inspirado en un episodio noticioso y magazinesco, por no decir hist√≥rico, que fue bastante comentado y difundido cuando aconteci√≥ (septiembre de 1973), en un hecho que a los chilenos nos sorprendi√≥ desprevenidos, ignorantes e indiferentes, por encontrarse el pa√≠s inmerso en tr√°gicos conflictos de sobra relatados.

Esta película de época tiene dos aspectos de suma importancia al momento de enfrentar su análisis artístico y estético: el talento y la categoría interpretativa de sus roles protagónicos, y la calidad de la fotografía producida por la cámara a cargo de Linus Sandgren (uso adecuado del factor lumínico, ayudado por la realista dirección de arte de Alexander Wei).

"La batalla de los sexo"
“La batalla de los sexos”

Bobby Riggs (encarnado por el actor Steve Carell) y Billie Jean King (registrada por una sorprendente Emma Stone), recrean ese instante icónico de la cultura popular estadounidense (y mundial), con la convicción de estar jugándose verdaderamente el match point de sus trayectorias dramáticas. Recalcando, asimismo, el hecho de que ambos personajes, cuando enfrentaban dicha coyuntura, estaban ad portas de sufrir puntos de quiebres íntimos y de trascendentales separaciones afectivas, y en el caso de la reconocida jugadora de tenis femenino, de descubrir su genuina orientación en lo referido a sus gustos sexuales.

Sin ir m√°s lejos, tanto Emma Stone como Steve Carell han obtenido nominaciones para los pr√≥ximos Globos de Oro, debido a su desempe√Īo actoral en esta cinta.

El libreto reproduce literariamente esas sensaciones an√≠micas y psicol√≥gicas en delicadas escenas de cuestionamientos internos, y de contacto amoroso entre los actores, mientras se apagan la luz esc√©nica, y se revelan las necesidades ‚Äúespirituales‚ÄĚ de un par de deportistas exitosos en sus trayectorias profesionales, pero profundamente carentes en el ensanchamiento de las claves y en el alfabeto de su gram√°tica sentimental.

"La batalla de los sexo"
“La batalla de los sexos”

La banda sonora inunda con m√ļsica de √©poca, el espacio dieg√©tico de la trama mientras los personajes se desplazan por el espacio urbano de su pa√≠s, en las semanas y d√≠as previos a esa batalla de los sexos, como la defini√≥ originalmente la prensa de aquel a√Īo de gracia, a ese lance que disputaron un tenista ya cincuent√≥n y retirado, ante el despliegue de una deportista en plena capacidad f√≠sica y competitiva.

Otro √≠tem a resaltar es lo relativo a las t√©cnicas de montaje utilizadas por el equipo realizador de la obra. Si bien √©ste echa mano en contadas oportunidades a material audiovisual de archivo o documental, referido a los episodios ver√≠dicos que se describen en el largometraje, cuando aquello se efect√ļa, a trav√©s de la estrategia narrativa escogida por el montajista en coordinaci√≥n con los directores y el guionista, la historia se manifiesta sencilla y locuaz, en el relato de los detalles complejos, variados y numerosos, de los muchos informados y exhibidos que confluyen en esta pieza, cuando las secuencias cinematogr√°ficas se mueven y proyectan.

"La batalla de los sexo"
“La batalla de los sexos”

‚ÄúLa batalla de los sexos‚ÄĚ tambi√©n es un filme que se refiere a las segundas oportunidades y a los reencuentros de diversa √≠ndoles: familiares, de pareja, y en lo alusivo a la renovaci√≥n de compromisos. Tambi√©n a los reconocimientos consigo mismo por parte de los protagonistas. Esos partidos primero con Margaret Court y luego ante Billie Jean King, le permitieron a Bobby Riggs renacer medi√°ticamente y le concedieron darse un breve respiro en pasajes biogr√°ficos ensombrecidos por su afici√≥n lud√≥pata y los serios problemas conyugales que manten√≠a junto a su esposa.

A la tenista Billie Jean King, en cambio, su match con el veterano deportista la indujeron a seguir nuevos rumbos de afectividad personal y a conseguir un paso importante en su lucha por la igualdad de géneros en el tenis (reconocimientos, premios, viáticos y respeto), en un ambiente dominado y administrado casi exclusivamente por hombres.

El libreto de ‚ÄúLa batalla de los sexos‚ÄĚ lo escribi√≥ el escritor ingl√©s Simon Beaufoy (‚Äú127 horas‚ÄĚ y ‚ÄúSlumdog Millionaire‚ÄĚ, entre otras).

URL CORTA: http://rbb.cl/isdl
Tendencias Ahora