Artes y Cultura
Mochileo fotográfico: En busca del Chiloé campestre
Publicado por: Emilio Contreras
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Por Martín González Bravo

La primera vez que viaj√© a Chilo√© decid√≠ buscar por m√≠ mismo algunos lugares especiales. Hace unos d√≠as hab√≠a ido a una peque√Īa oficina municipal en Castro a informarme de aquellos destinos tur√≠sticos (destinos que m√°s adelante ocupar√≠a de referencia), a los cuales podr√≠a acceder sin recurrir a un tour propiamente tal, y pese a que por ese entonces era mi primer mochileo, estuve los primeros d√≠as en un hostal para poder planificar una ruta segura y no morir en el intento.

Antes de partir desde Valpara√≠so a Puerto Montt para cruzar a Chilo√©, hab√≠a visto im√°genes de localidades de Castro que me evocaban un sentir especial; v√≠ pr√≠stinos prados, animales y gente de campo en sus terrenos. Esa era la idea de mi ‚ÄúChilo√© fotogr√°fico‚ÄĚ, un Chilo√© natural, recorrido a pata, descubierta, solitaria y campestre. Es ah√≠ cuando decido ya estando en Castro dejar los destinos m√°s populares para el final y anotar en mi croquera nombres de localidades ‚Äúcampestres‚ÄĚ de la ciudad, preguntando en la plaza municipal del centro a los transe√ļntes.

En el terminal decid√≠ tomar cualquier microb√ļs que pasara por algunas partes que ten√≠a anotadas en papel. Sin destino fijo dentro de Castro, y sin √°nimos de quedarme mucho tiempo en un solo lugar, para as√≠ poder alcanzar a tomar un microb√ļs de vuelta o hacer dedo a una hora prudente. Es as√≠ como al ver por la ventana que iban apareciendo hermosos prados en la ruta, decid√≠ bajarme en medio de la carretera para fotografiar lo que ve√≠a; ya habr√≠a tiempo para empezar a hacer dedo y seguir la aventura por peque√Īas localidades.

Fue así como llegué a Puacura, donde pedí permiso a una familia para fotografiar sus tierras (Claudia, Martín y sus hijos se convertirían en mochileos siguientes, en una familia muy querida hasta el día de hoy). Ellos me indicaron algunas rutas y emprendí hacia la península de Rilán, donde visité su iglesia recién restaurada, parte de sus costas y embarcaciones.

Cuando la tarde ca√≠a, amablemente pude obtener transporte por Huenuco en direcci√≥n a Castro, y entre senderos naturales, me top√© con maravillosos cielos que se debat√≠an entre los √ļltimos rayos de sol y una llovizna ligera. Un tractor tirando de una casa en el camino sin asfaltar, ovejas y algunos pobladores construyendo una vivienda a la orilla del camino, eran parte del paisaje final que fue captado antes de que cayera la noche. Ese t√©rmino de jornada fue uno de los m√°s significativos, donde sin planificaci√≥n alguna, acced√≠ a aquello que para m√≠ era la esencia inicial de todos los viajes que vendr√≠an posteriormente, por la Isla Grande de Chilo√©.

Para conocer más fotografías de Martín González Bravo, haga click aquí.

Galería de imágenes

Mira las fotos ac√° y haz clic para ampliar

+ 4 fotos

URL CORTA: http://rbb.cl/hoo4
Tendencias Ahora