Artes y Cultura
De un pa√≠s sin nombre: inauguran exposici√≥n sobre ni√Īez y exilio en IIC
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

El Instituto Italiano de Cultura inaugura De un pa√≠s sin nombre, una exposici√≥n de Francisca Ya√Īez sobre la ni√Īez, el exilio y el drama que se origina por la forzada falta de un lugar propio en el mundo.

El próximo 10 de agosto a las 20.30 hrs se inaugura en el Instituto Italiano de Cultura de Santiago (Triana 843, Providencia) la exposición De un país sin nombre. La muestra quedará abierta hasta el día 8 de septiembre 2016 (Lun-Jue: 10.00-19.30, Vie: 10.00-16.00. Sab: 10.00-13.00).

Francisca Ya√Īez, bajo la curadoria de Varinia Brodsky, protagoniza una nueva etapa de Incontri1, el proyecto expositivo anual del IIC Santiago que relata -tras cinco diferentes exhibiciones- los di√°logos y desplazamientos transoce√°nicos entre Italia y Chile. As√≠ la muestra De un pa√≠s sin nombre se configura como una reflexi√≥n creativa acerca de la vida de los ni√Īos refugiados: los de ayer que, tal y como hizo Francisca, tuvieron que dejar Chile y marcharse a Europa (muchos pasaron por Italia) por el Golpe Militar, y los de hoy que todav√≠a en varias partes del globo siguen sufriendo la misma tragedia: verse obligados a abandonar sus hogares junto con sus ingenuas certezas infantiles para enfrentarse a una realidad caracterizada por exclusi√≥n, marginaci√≥n y xenofobia.

‚ÄúEl 18 de enero de 1974, cuando mi padre fue expulsado del pa√≠s, tomamos un vuelo desde Santiago de Chile a Alemania. Como equipaje de mano mi madre me dio una maleta peque√Īa, de pl√°stico, para que guardara lo que quisiera llevar conmigo. La llen√© con lo que a los dos a√Īos y medio era mi pertenencia m√°s importante: las figuritas de papel que coleccionaba. En el aeropuerto nos escoltaron militares armados hasta el avi√≥n y la indicaci√≥n era abordar r√°pido. Al subir la escalera, no s√© si por una r√°faga de viento o porque la dej√© caer, la maleta se abri√≥ y las figuritas salieron volando. Cuando me di vuelta, mis padres y mi hermano bajaban la escalera y comenzaron a recuperar todas las figuras que pudieron y las guardaron de vuelta en la maleta. Conserv√© esas figuras mucho tiempo, en todos los desplazamientos que vinieron por los siguientes 17 a√Īos con status de refugiada otorgado por ACNUR. Mi padre mantuvo la prohibici√≥n de entrar al pa√≠s hasta que en 1988 se decret√≥ el fin del exilio en mi pa√≠s y desde entonces sigo yendo y viniendo, buscando mi lugar en el mundo‚ÄĚ, comenta la artista Francisca Ya√Īez.

Pues aquella premisa te√≥rica que est√° a la base de Incontri1, es decir los di√°logos y desplazamientos transoce√°nicos entre Italia y Chile, se reafirma en De un pa√≠s sin nombre a trav√©s de la experiencia personal de la artista protagonista: Francisca Ya√Īez, ayer ni√Īa y refugiada en numerosos pa√≠ses europeos, hoy libre mujer a√ļn en b√ļsqueda de su propia identidad. Es as√≠ que, para la artista, se configura una condici√≥n de perene desplazamiento f√≠sico y emocional que, a ra√≠z del trauma vivido, parece no tener un claro destino. Francisca sigue reflejando hoy en d√≠a la imagen de esta tr√°gica condici√≥n; raz√≥n por la cual su compromiso art√≠stico, profesional y emocional est√° completamente dirigido hacia apoyar aquellos que padecen el mismo drama.

De un pa√≠s sin nombre trasciende la experiencia personal de la artista, proponiendo un recado universal de las vivencias de los inmigrantes a lo largo del tiempo. Condici√≥n √©sta especialmente cercana a tantos italianos (entre ellos muchos ni√Īos) que en el siglo pasado emprendieron sombr√≠os viajes hac√≠a Am√©rica enfrentando las mismas dificultades que conlleva el desarraigo forzado.

La muestra consiste en reunir y confrontar dos facetas de la experiencia de los refugiados: el de los desterrados y el de los que reciben, el de los que recuperan y se aferran a sus tesoros para seguir viviendo y el de aquellos que no lo consiguen. Hace visible la fragilidad del despojo y la ternura del que intenta recuperar los pedacitos de papel o, simplemente, extiende una mano para recibir. Francisca imparti√≥ los √ļltimos talleres (Rifugiarsi nel mondo) en una escuela primaria en Italia (precisamente en Portomaggiore, peque√Īo pueblo cercano a Ferrara) con una gran poblaci√≥n inmigrante integr√°ndose a la comunidad: cada alumno ten√≠a una experiencia cercana de migraci√≥n, ya sea por guerras, futuro econ√≥mico o familiar. En todos los talleres la conclusi√≥n fue que por cada ser humano obligado a partir, hay personas dispuestas a recibir con generosidad. Hay personas que se organizan para esperar a los ni√Īos con un abrigo, un juguete, un dulce o gestos min√ļsculos para devolverles su mundo.

Francisca Y√°√Īez

Nació en Santiago de Chile en 1971. Creció en el exilio en diferentes países, entre Argentina, Alemania y Costa Rica. Su trabajo está fuertemente impregnado por esa experiencia de destierro en la infancia y la mezcla de culturas e influencias. Actualmente vive y trabaja en Santiago de Chile y, a la vez, es activa laboralmente también en Alemania (Región del Ruhr), donde participa regularmente en muestras y dictando talleres.

Ha transitado por distintas disciplinas: artes visuales, dise√Īo gr√°fico y la ilustraci√≥n de libros, aunque siempre busca visibilizar relatos y juntar figuritas de papel; hacer visibles las historias de los que hoy contin√ļan desplaz√°ndose por el mundo. Ha ilustrado libros dedicados a los ni√Īos refugiados y realizado talleres de arte en escuelas de distintos pa√≠ses donde los alumnos tuvieron que imaginarse qu√© llevar√≠an si tuvieran que abandonar r√°pidamente su pa√≠s.

De un país sin nombre

Artista: Francisca Y√°√Īez
Curadora: Varinia Brodsky
Disciplina: ilustración
Fechas: del 11 de agosto al 8 de septiembre
Inauguración: 10 de agosto, 20.30 hrs
Lugar: IIC Santiago (Triana 843, Providencia)
Entrada liberada

URL CORTA: http://rbb.cl/embr
Tendencias Ahora