Tras un aplaudido paso por el festival de Sundance 2020, la película “Blast Beat” arriba a la cartelera digital y on demand con varios atractivos a su haber: no sólo se trata del debut cinematográfico de la superestrella musical Kali Uchis, sino también de un filme donde el “estallido social colombiano” se cuela en pantalla a través de su carismático y problemático protagonista, interpretado por una recordada estrella de Disney Channel.

La historia sigue los pasos de Mateo (Moisés Arias) y Carly (Mateo Arias), dos hermanos ambivalentes de una familia que a finales de los noventa abandona Colombia escapando de una violencia cada vez más habitual. Mateo es un grafitero en rebeldía contra sus padres y la sociedad, mientras que Carly es un metalero estudioso y brillante que aspira a trabajar en la NASA.

¿El destino? Estados Unidos, lugar donde el primero rápidamente se siente desarraigado y donde el segundo ve una posibilidad real de realizar sus sueños. “Un concepto que se repite entre quienes han visto la película es que refleja aspectos positivos de nuestra comunidad, y que no se enfocaba en la perspectiva del inmigrante víctima con una historia muy trágica o criminalizada”, cuenta Esteban Arango a BioBioChile, director del filme.

En escena, la carga dramática se posa sobre los hombros de Moisés Arias (célebre por su rol en la serie “Hannah Montana” en el rol de Rico), quien debe hacerse camino en medio de su propia adolescencia y de los nuevos dilemas que trae el cambio de residencia. Un personaje descontento que de alguna forma vaticina las protestas que el mes pasado agitaron al país cafetero y que dieron vuelta al mundo.

“Mateo totalmente personifica este sentido de pertenencia del lugar donde naciste, donde te criaste. Y no porque este lugar no te esté brindando oportunidades significa que vas a perder cariño o pasión por él”, asegura Arango.

“Teo tiene mucho conflicto con Carly, porque su hermano ve el cambio de país como un lugar a superar y encuentra su norte en EE.UU. Él quiere trabajar en la NASA, entonces le es muy fácil soñar con salir del país y establecerse desde otra parte”, agrega.

"Blast Beat"
“Blast Beat”

Erick Castrillon, coguionista y productor del filme, grafica lo anterior con la siguiente anécdota: “Hubo hombres que se nos acercaban llorando, emocionados de haber visto esta visión (sobre la inmigración) que jamás pensaron que iba a coexistir… Algo muy bonito nos pasó. En Sundance, un joven americano blanco se paró y nos dijo que esta era la película no norteamericana donde más se había identificado con una familia, de todas las que había visto. Eso es exactamente lo que yo más quería: que nos vieran como humanos, no como estereotipos”.

La música juega un rol fundamental en “Blast Beat”, no sólo por la participación de Kali Uchis (novia de Carly), sino porque esta se convierte en un actor más del reparto.

"Blast Beat"
“Blast Beat”

Arango y Castrillon comparten amistad desde la adolescencia, cuando ambos simpatizaban con el heavy metal e incluso participaban de una banda de rock.

“Cuando eres adolescente en esa época, no sólo para nosotros si no para todo el mundo la música se convierte en algo primordial para crear tu identidad”, resume el director.

“Éramos fanáticos del metal durante los años del colegio, y por eso mismo de estar tan sesgados por el metal tratábamos de rechazar otras cosas, y queríamos traer ese contraste a la película: un hermano metalero y otro más urbano con el hip hop, para crear esa tensión. Pero también queríamos apoyarnos en la música para crear ese espacio de época del 99 al 2000. La música puede expresar cosas que las imágenes no siempre logran”, reflexiona.

Castrillón lo complementa: “La música se fue dando paulatinamente, de manera muy orgánica. Teníamos canciones en el guion que queríamos poner en momentos precisos. Pero del resto, fueron colaboraciones: Kali Uchis nos dio su canción Telepatía, y mi hermano menor también nos dio otra. A medida que el proyecto iba armándose, nos iban apoyando más y más en lo musical.

Vestida de metalera, la dupla encontró en Uchis una pieza clave para dar con el inicio de la historia, donde es protagonista de uno de los últimos paseos colombianos de Carly antes de ir en busca del “sueño americano”.

“Me encanta cómo ella es tan segura de sí misma. Ella sabía desde un principio que en Colombia hay una comunidad de metaleros y rockeros muy grande. Tiene amigos de ese mundo, entonces lo entendía. Lo más lindo fue ver cómo ella compaginó con Mateo, porque comparten esto de ser artistas musicales a un nivel muy alto. Fue muy lindo ver cómo ellos forjaban su amistad en el set”, recuerda Arango sobre “Blast Beat”, disponible ahora en Chile a través de Sony Pictures Home Entertainment.

blast beat
Agence France Presse