Artes y Cultura
Miércoles 22 abril de 2020 | Publicado a las 21:20
22 de abril de 1973: 47 a√Īos de la primera protesta en Chile por los derechos homosexuales
visitas

Un domingo 22 de abril de 1973, durante el gobierno de la Unidad Popular, un grupo de homosexuales, travestis y minorías sexuales de origen popular, se congregaron en la Plaza de Armas de Santiago para exigir el fin a los abusos de la policía. La constante amenaza y acoso de las fuerzas de orden, que los castigaban por afectar la moral y buenas costumbres con sólo verlos en la calle, fueron el motor para que las disidencias sexuales se organizaran en la primera protesta en Chile por los derechos LGTBI.

“La manifestaci√≥n p√ļblica ocurri√≥ el mismo d√≠a que el ultra derechista grupo Patria y Libertad hac√≠a explotar una bomba en el monumento al Che Guevara en la comuna de San Miguel. As√≠, mientras el mundo pol√≠tico concentraba su inter√©s en el atentado terrorista, la prensa sensacionalista se deleitaba cubriendo los pormenores de una manifestaci√≥n p√ļblica jam√°s vista en nuestra homof√≥bica sociedad, y cuyos protagonistas eran un grupo de homosexuales que poco ten√≠an que perder”, se√Īala Victor Hugo Robles, “El che de los gays”, en su libro “Bandera hueca. Historia del Movimiento Homosexual en Chile” donde describe esta primera manifestaci√≥n incluyendo testimonios de protagonistas original y detalladamente.

La organizadora de la protesta fue “La Gitana”, una travesti de 26 a√Īos conocida por ofrecer sus servicios sexuales y de lectura de manos en la Plaza de Armas. En aquella √©poca de convulsi√≥n pol√≠tica, para algunos “La Gitana” era el Miguel Enr√≠quez del mundo homosexual.

“La Raquel”, una de las participantes en la manifestaci√≥n, la describe en un art√≠culo de The Clinic como un bello travesti de pelo negro, misterioso y solitario. No soportaba el abuso policial ni la burla de la gente. “Ese fue el motivo de la marcha, recuerda Raquel. Y adem√°s agrega: “La polic√≠a nos persegu√≠a mucho. Nos ve√≠an y nos llevaban altiro detenidas por ofensas a la moral y las buenas costumbres. La Primera Comisar√≠a de Santo Domingo era como un hotel para nosotras. Ah√≠ nos pegaban y nos rapaban al cero. Y eso era lo que m√°s dol√≠a. Despu√©s, a una le daba verg√ľenza mirarse al espejo y los clientes no te daban ni la hora”.

Para poner fin a estos abusos de la fuerza policial, La Gitana llam√≥ a sus colegas a organizarse. “Un d√≠a nos dijo que nos junt√°ramos y comenz√°ramos a gritar tal cual lo hac√≠an los estudiantes y los muchos gritones de esa √©poca (…) Nos juntamos puntuales a las siete. Y gritamos y bailamos los ritmos de moda tipo “M√ļsica Libre”. Era nuestra forma de llamar la atenci√≥n”, agrega Raquel.

De acuerdo al relato del periodista V√≠ctor Hugo Robles en su libro, hasta ese momento los homosexuales “no aparec√≠an organizados, ni emancipados en ninguna parte”. D√≠as despu√©s de la manifestaci√≥n, distintos medios de comunicaci√≥n publicaron notas sobre lo ocurrido, cuyo contenido se caracteriz√≥ por su discurso homof√≥bico.

Portada VEA | memoriachilena.gob.cl
Portada VEA | memoriachilena.gob.cl

La prensa de esa √©poca no dud√≥ en tildar con m√ļltiples ofensas a los participantes de la protesta. En la revista VEA se dej√≥ este testimonio: “estaban “vestidos de manera estrafalaria, comenzaron a lanzar gritos y bailaban con movimientos feminoides y chocantes. Infelizmente, hab√≠an cientos de peque√Īos que imitaban con inocencia esos actos. Con raz√≥n una concurrente exclam√≥: “¬°hasta d√≥nde vamos a llegar!”. La portada adelantaba en su ep√≠grafe “Rebeli√≥n homosexual”, junto a una foto de cuatro participantes de la manifestaci√≥n y la consigna “Los raros quieren casarse”:

memoriachilena.gob.cl
memoriachilena.gob.cl

Las palabras que periodistas de revistas y peri√≥dicos utilizaron para nombrar a los asistentes de la protesta fueron de car√°cter discriminatorio y peyorativo, reflejando la visi√≥n que la sociedad chilena ten√≠a sobre la homosexualidad en esa √©poca. Seg√ļn deja testimonio el sitio Memoria Chilena, estas personas fueron calificadas de “sodomitas”, “locas”, “anormales” y “maricones”.

El sitio de la Biblioteca Nacional agrega adem√°s que el 24 de abril de 1973 (dos d√≠as despu√©s de la manifestaci√≥n), el peri√≥dico de izquierda “El Clar√≠n” public√≥ en su portada un titular sobre la manifestaci√≥n que dec√≠a: “Colipatos piden chicha y chancho. Hicieron mit√≠n frente a calle Phillips”.

Portada "El Clarín" | memoriachilena.gob.cl
Portada “El Clar√≠n” | memoriachilena.gob.cl

El “diario del pueblo” afirmaba adem√°s que el motivo central de la protesta era la legalizaci√≥n del matrimonio entre homosexuales. La cr√≥nica se√Īalaba que “estos asquerosos espec√≠menes quieren que el casamiento entre hombres sea legal. Deben estar enfermos del mate. Sus desviaciones sexuales ya no tienen l√≠mites”. Pero, seg√ļn Raquel se√Īal√≥ a The Clinic, se trataba de otro invento del diario: La mayor parte de los manifestantes eran menores de edad, y no ten√≠an nada de ganas de casarse. Recib√≠an de 300 a 600 escudos por sus servicios y se negaban a tener un “due√Īo”.

El Clarín | memoriachilena.gob.cl
El Clarín | memoriachilena.gob.cl

Seg√ļn consigna Raquel a The Clinic, “La Gitana” fue la oradora principal del acto. “Encaramada en la p√©rgola central de la Plaza, lanz√≥ el primer grito del mundo gay chileno en defensa de sus derechos. -Somos los colas de la Plaza de Armas y estamos haciendo est√° manifestaci√≥n para que nos dejen vivir tranquilas-, declam√≥”.

Pese a los insultos de la gente, la Gitana continu√≥ su manifestaci√≥n con m√°s energ√≠a. “Lo √ļnico que pedimos es que los pacos no nos ahuyenten. No le hacemos mal a nadie. ¬°Estamos hartas de que nos lleven detenidas!¬° Somos buenas personas! ¬°Nosotras tambi√©n tenemos derechos!”, relata Raquel.

Tras una hora de transcurrida la marcha, un grupo de homof√≥bicos ped√≠a la intervenci√≥n de la polic√≠a. Los pacos- cuenta Raquel al semanario- “se hab√≠an quedado piolas por un buen rato, mir√°ndonos con cara de odio y escuchando las quejas de la gente. Pero llega un momento en que avanzan hacia nosotras. Bast√≥ que nos amenazaran para que todas nosotras sali√©ramos corriendo despavoridas. No se pudieron llevar a ninguna detenida”.

Seg√ļn el relato de la revista Vea, la polic√≠a permaneci√≥ un rato rondando el lugar y grit√°ndole a todo √©l que quisiera escuchar: -Si hay alg√ļn degenerado por aqu√≠, que lo diga no m√°s. A ver si le ense√Īamos a desfilar a palos.

Otro de los aspectos que la prensa destac√≥ sobre los manifestantes fue su condici√≥n socioecon√≥mica. El peri√≥dico Puro Chile sostuvo que los asistentes a la protesta eran “unos treinta homosexuales santiaguinos, todos bastante cargados al rasquer√≠o, y a la falta de jab√≥n, se pasearon por la c√©ntrica plaza ante las miradas de asombro y de sorpresa del p√ļblico”. Estos fueron comparados con los homosexuales de “cierto status” de Santiago, quienes seg√ļn este medio realizar√≠an una protesta similar en el “Barrio Alto” de la ciudad.

Extracto de "Bandera hueca" de Victor Hugo Robles
Extracto de “Bandera hueca” de Victor Hugo Robles

De acuerdo al relato de Robles en “Bandera Hueca”, poco tiempo despu√©s de la protesta del 22 de abril de 1973, “la creciente agitaci√≥n social que divid√≠a al pa√≠s, la prensa hostil que mostraba a los homosexuales como delincuentes, las amenazas de Golpe Militar y la persecuci√≥n policial desatada luego del mit√≠n gay, oblig√≥ a los activistas homosexuales a regresar a sus guettos, aguardando mejores condiciones para retomar su lucha”.

Tendr√≠an que transcurrir once a√Īos m√°s para que tres mujeres conformaran la primera agrupaci√≥n homosexual con orientaci√≥n pol√≠tica de Chile: el Colectivo Ayuquel√©n, una agrupaci√≥n de lesbianas y feministas que naci√≥ en 1984 durante la dictadura.

Hoy, a 47 a√Īos de esa primera manifestaci√≥n en la Plaza de Armas De Santiago, variadas organizaciones, activistas y rostros de la diversidad sexual conmemoran este d√≠a y realizan un llamado a recordar la historia. Pues, tal como se√Īala Victor Hugo en su libro: “En medio de un contexto social de creciente polarizaci√≥n pol√≠tica, previo al Golpe del ’73, momentos en que los Derechos Humanos de las minor√≠as sexuales eran una utop√≠a, un pu√Īado de j√≥venes de origen popular, que no superaban los 18 a√Īos, decidi√≥ sacar la voz”.

Tendencias Ahora