Artes y Cultura
Viernes 24 enero de 2020 | Publicado a las 11:17
Crítica de Teatro: A las raíces de la imaginación y la animación digital llega "Roots"
visitas

Un espectáculo amable y bien ejecutado en lo técnico –una exigencia absoluta- ofrece esta propuesta de la Compañía 1927 (“Los animales y los niños se tomaron las calles”), especializada en mezclar animación digital, actuación y música en vivo.

Por Leopoldo Pulgar Ibarra

Este grupo inglés estrenó “Roots” (“Raíces”) en mayo de 2019, y su cuerpo dramatúrgico lo componen cuentos populares diversos con temas vigentes que la directora Suzanne Andrade rastreó en “The Aarne index”, en la Biblioteca Británica, en Londres.

Eligió historias sencillas que se tocan con conductas, situaciones y deseos tan reales como humanos: codicia, muerte, amor o pobreza, reflejados en animales y personas.

En este sentido, la obra presenta las contradicciones y absurdos de los cuentos clásicos para niños, según muchos hoy, textos para adultos, duros y crueles que exaltan valores del pasado, como el arribismo del Gato con Botas, por ejemplo.

La cia. 1927, fundada en 2005 por Suzanne Andrade y el animador e ilustrador Paul Barritt, llega a Chile con un montaje galardonado con premios y audiencia en Europa y Estados Unidos.

Roots, foto de Leigh Webber (c)
Roots, foto de Leigh Webber (c)

Paroxismo total

Dentro de su literalidad, la propuesta es graciosa y juguetona, saca más sonrisas que risas en el público, humor reflexivo que refleja la historia del gato gordo y comilón que abre y cierra el espectáculo.

Con su impávida cara de inocente, el felino lleva al paroxismo su extravagante venganza: se come a todo aquel que lo encuentra gordo, desde un inocente cartero y un colegio completo, hasta los muertos, la Tierra, el Diablo y Dios.

Tal vez sea el relato mejor logrado como construcción dramatúrgica y método, ya que acumula tensión hacia un final imposible de imaginar, además de reflejar el criterio de lo popular cuando la directora hizo la selección.

Esta primera historia arropa un espectáculo diverso en lo temático, narrado con soltura y chispa, y una multitud de imágenes donde lo caótico también tiene su espacio.

Roots, foto de Leigh Webber (c)
Roots, foto de Leigh Webber (c)

Literalidad y singularidad

La opción de traspasar los relatos de manera literal determina que no se profundicen ni cuestionen, a través de relecturas y otros puntos de vista, en la perspectiva del teatro contemporáneo.

Lo que no invalida, por supuesto, el aporte singular de la obra, toda vez que en algunos aspectos alcanza niveles de perfección.

El montaje alcanza cotas superlativas en su vertiente más compleja: la imaginación en la puesta en escena es desbordante en sus posibilidades y efectiva.

Lo mismo que lo técnico que se despliega en función de la animación digital: en este campo se llega a una perfección total ya que los calces de las imágenes y el trabajo actoral y musical nunca pueden fallar.

Además, los actores aportan una línea actoral que no es de fácil ejecución: síntesis de movimientos corporales no realistas y ajustado juego expresivo en los rostros pintados de blanco.

También de manera sintética y muy pocos trazos, Paul Barritt construyen los dibujos, lo que favorece la fluidez del relato y lo técnico, permitiendo que la dramaturgia se entregue de manera coherente y muy comprensible.

A su vez, amplio y variado desarrollo tiene el universo sonoro y musical de la compositora Lillian Henley, que juega como una especie de contrapunto que fortalece el relato, cuyas raíces sobreviven a nuestro tiempo.

Clase abierta
Viernes 24, 11.00 horas.
Entrada libre, con inscripción. https://corpartes.cl/actividades/clase-abierta-compania-1927/

Sala Fundación CorpArtes
Rosario Norte 660, Las Condes.
Viernes 24 y sábado 25, 20.00 horas.
Entrada general $ 7.000 a $ 19.000; estudiantes y tercera edad,$ 5.950 a $ 16.150.

Tendencias Ahora