Artes y Cultura
Lunes 09 diciembre de 2019 | Publicado a las 17:14
Bailarines de la √ďpera de Par√≠s sorprenden al salir a protestar con manifestantes en Francia
Por Francisca Rivas
La información es de Agence France-Presse
visitas

Fue un espect√°culo in√©dito. Entre los cientos de miles de manifestantes que salieron a la calle el jueves en Francia, contra la reforma de las pensiones, figuraban bailarines de la √ďpera de Par√≠s, uno de los ballets m√°s prestigiosos del mundo.

La √ďpera y el teatro de la Com√©die Fran√ßaise son las dos √ļnicas instituciones culturales afectadas por la reforma de pensiones que quiere llevar a cabo el presidente franc√©s Emmanuel Macron.

Esta reforma busca fusionar en un √ļnico sistema los 42 reg√≠menes de pensiones actuales, como el de los trabajadores ferroviarios, los conductores del metro… y el del Ballet de Par√≠s.

El r√©gimen especial de la √ďpera de Par√≠s es uno de los m√°s antiguos de Francia, ya que fue creado en 1698, bajo el reinado de Luis XIV.

No es la primera vez que el Ballet de la √ďpera, uno de los m√°s prestigiosos del mundo, hace huelga, pero s√≠ que es inusual que salgan a la calle.

“En 20 a√Īos en esta casa, es la primera vez que veo a los bailarines salir a la calle”, afirma a la AFP Alexandre Carniato, bailar√≠n y representante de la caja de pensiones de la √ďpera.

De los 154 bailarines, “fueron 120 a manifestarse, del cuerpo del ballet a los bailarines estrella”, explica.

Encontrar trabajo con 42 a√Īos

Con 41 a√Īos, a Carniato le queda un a√Īo para retirarse.

La jubilaci√≥n a los 42 a√Īos de los bailarines tiene en cuenta la “dureza” de la profesi√≥n, con un alto riesgo de lesiones y la posible interrupci√≥n prematura de la carrera. Adem√°s de la dificultad de ejecutar grandes coreograf√≠as a esa edad, incluso si se est√° en una excelente forma.

El Ballet de la √ďpera de Par√≠s es el √ļnico empleador en Francia que forma a sus futuros asalariados a partir de los 8 a√Īos (…) Los accidentes de trabajo est√°n entre los m√°s elevados de Francia”, tuite√≥ Adrien Couvez, miembro de la compa√Ī√≠a.

Desde el momento en que “est√°s contratado a los 16 a√Īos en la √ďpera, haces una jornada de 09:00 a 23:30… Cuantos m√°s a√Īos tienes, m√°s temes no poder llegar al final. Con 40 a√Īos, algunos tienen caderas de titanio”, explica Carniato.

Si su régimen especial de pensiones es suprimido, los bailarines tienen miedo que su jubilación desaparezca.

“La mayor dificultad es encontrar un trabajo” con 42 a√Īos, asegura Carniato.

“Mi pensi√≥n de 1.067 euros me permitir√° recuperarme si la acumulo por ejemplo con un puesto en una escuela municipal, donde el salario est√°ndar es de 1.200 euros”, recalca.

“Los mejores se ir√°n”

El ministro de Cultura confirm√≥ a la cadena de informaci√≥n BFMTV que el r√©gimen de la √ďpera de Par√≠s iba a desaparecer, aunque matiz√≥ que se tomar√≠an en cuenta “las realidades de algunas profesiones”, sin precisar cu√°les.

Hasta la fecha, “no tenemos respuesta, no sabemos qu√© pasar√°”, dice Carniato.

Estos bailarines defienden condiciones privilegiadas, que desatan envidias en las compa√Ī√≠as regionales, como en Burdeos y Toulouse.

“¬°Los bailarines de la √ďpera de Par√≠s son los √ļnicos en Francia con esta jubilaci√≥n privilegiada de 42 a√Īos! ¬°Todos los otros bailarines tienen la mayor parte del tiempo contratos cortos con nada al final!”, critic√≥ en Twitter Marc Ribaud, director de danza del ballet de la √ďpera de Niza, en el sureste.

“Considero que tienen que ser como nosotros, y no lo contrario”, replica Carniato. “Si queremos que la compa√Ī√≠a mantenga esta aura en el mundo, esta pensi√≥n tiene que seguir. Si no, los mejores bailarines se ir√°n al extranjero, donde estar√°n mucho mejor pagados“.

La √ďpera de Par√≠s es como un escaparate cultural de Francia, y el Estado contribuye en la mitad de la financiaci√≥n de su caja de pensiones (14 millones de euros, 15 millones de d√≥lares, por a√Īo).

“No es porque trabajamos en un palacio (el palacio Garnier de la √ďpera de Par√≠s) que tenemos una vida palaciega”, dijo el bailar√≠n estrella Germain Louvet, al diario comunista Regards.

Tendencias Ahora