Artes y Cultura
Miércoles 10 octubre de 2018 | Publicado a las 15:23
Jerarquías, presiones y acoso: investigación revela el oscuro mundo de los ídolos del K-Pop
Publicado por: Emilio Contreras La información es de: Agence France-Presse
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

El director tailandés Nawapol Thamrongrattanarit no lo podía creer cuando recibió la autorización para grabar entre bastidores a los BNK48, uno de los grupos de K-Pop más famosos de Asia.

En las entrevistas individuales, que alterna con secuencias de las actuaciones y entre bambalinas, las cantantes tailandesas describen una “competencia bastante sombr√≠a entre los miembros”, sus sacrificios para ser seleccionadas y los largos ensayos diarios.

BNK48
BNK48

Tambi√©n hablan de la jerarqu√≠a dentro del grupo, entre las “prima donne”, reclamadas para asistir a actos promocionales que se traducen en ingresos suculentos, y las relegadas al rango de dobles.

Una de las escenas m√°s impactantes del documental BNK48: Girls Don’t Cry muestra a una de estas j√≥venes bailando fuera del escenario, imagin√°ndose que forma parte del espect√°culo.

“Hay que afrontar la realidad de la vida”, explica Jib, de 14 a√Īos. Lo dice con una madurez impropia para su edad. El documental narra la odisea de este grupo que cuenta con cientos de millones de fans en Asia, e inspirado en el japon√©s AKB48, otro grupo de K-Pop.

Hasta ahora los documentales sobre los ídolos pop asiáticos, con frecuencia desconocidos en Occidente, estaban muy controlados por los agentes musicales.

Como una terapia

El director tailand√©s pudo sin embargo entrar en las vidas de estas j√≥venes y contarlas sin artificios. “Generalmente, los √≠dolos pop est√°n entrenados y s√≥lo dicen cosas insignificantes en los medios de comunicaci√≥n”, explica el director, uno de los m√°s prometedores de Tailandia.

“Pero ellas empezaron inmediatamente a hablarnos de la realidad, de las dificultades y de las presiones a las que se ven sometidas”, a√Īade en una entrevista con la AFP durante el festival de cine de Busan, en Corea del Sur, el m√°s importante de Asia.

“No me han impuesto ninguna restricci√≥n”, asegura Nawapol, que suele relatar en pel√≠culas la vida de los j√≥venes tailandeses confrontados a los desaf√≠os de la modernidad. “Me limit√© a sentar a los miembros del grupo delante de la c√°mara y empezamos a hablar. Para ellas, era como una confesi√≥n, una terapia”, describi√≥.

Una de las integrantes del grupo explica que se present√≥ a una audici√≥n s√≥lo para cumplir el sue√Īo de su madre, otra porque una echadora de buenaventura predijo que un d√≠a se convertir√≠a en una estrella y una tercera por miedo a una vida an√≥nima. “No ser nadie es aterrador”, dijo Korn, de 19 a√Īos.

Tambi√©n sacan a relucir el peso de las redes sociales, donde lo que cuenta es el n√ļmero de “me gusta” y que las siguen muy de cerca. “Tenemos la impresi√≥n de estar perseguidas todo el tiempo”, explica Pun, de 17 a√Īos, para quien es un peso verse obligada a sumar seguidores.

El documental, que obtuvo un gran √©xito en Tailandia, fue seleccionado para el 23¬ļ festival internacional de cine de Busan. Durante los doce meses en los que el director sigui√≥ sus vidas, esta veintena de chicas de entre 12 y 22 a√Īos experimentaron muchos cambios.

El objetivo final de Nawapol es poder reunirse con ellas “dentro de cinco a√Īos y ver por d√≥nde las llev√≥ la vida”.

Tendencias Ahora