Artes y Cultura
Jueves 27 septiembre de 2018 | Publicado a las 15:00
Hay tantas formas de decir PiNOchet: historia de un afiche
Publicado por: Ezio Mosciatti
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

A mediados de 1987 el pa√≠s se encaminaba en el largo camino que llevar√≠a al plebiscito de 1988, donde la poblaci√≥n deb√≠a votar SI o NO, es decir, por la continuidad de Pinochet por ocho a√Īos m√°s o por elecciones libres con diversos candidatos.

A 30 a√Īos del plebiscito de 1988, estaremos publicando algunas cr√≥nicas que recuerden ese periodo.

Despu√©s de varios a√Īos de estudio en la Escuela de Arquitectura en la Universidad Cat√≥lica y con participaci√≥n activa en el movimiento estudiantil opositor a la dictadura, la consulta me cruzaba en pleno proceso de proyecto de t√≠tulo.

En esas circunstancias, no pod√≠a dejar de pensar en que deb√≠a aportar a la campa√Īa del NO. Durante los √ļltimos a√Īos hab√≠a hecho varios afiches y volantes pol√≠ticos para el movimiento estudiantil, por lo que durante semanas me distraje pensando c√≥mo graficar el esp√≠ritu del NO, esa riqueza y diversidad que hab√≠a detr√°s de quienes quer√≠amos terminar con la Dictadura.

El desaf√≠o era grande. No me satisfac√≠a un NO √ļnico, lo encontraba poco representativo o abstracto. No recuerdo en qu√© momento llegu√© a la certeza que el NO era diverso, que no era uno, o al menos tan ‚Äúmonol√≠tico‚ÄĚ como el SI. Entonces, teniendo varias ideas de NO, pens√© que esa era la cualidad del NO: la diversidad. Las m√ļltiples razones y personas que quer√≠amos votar NO.

Hay muchas formas de decir NO, EM (c)
Hay muchas formas de decir NO, EM (c)

Entonces, con esa idea, habl√© con algunos amigos dise√Īadores para dise√Īar un afiche con el lema Hay tantas formas de decir PiNOchet. Mi idea original -b√°sica y poco original- era hacer una afiche como hay de varias ciudades y barrios: una situaci√≥n urbana en el que aparecieran los diversos NO.

Mis amigos me convencieron que era mucho mejor realizar una afiche m√°s libre. Y empezamos a crear y dibujar m√°s ideas de NO para ampliar las originales y para tener muchas para elegir.

As√≠ surgi√≥ el No, po¬ī, el Nica, el Nooooooooo futbolero, el no de la paz y el marihuanero, el no ecol√≥gico y el explosivo y el afirmativo, para los uniformados. Y as√≠ sumamos y sumamos, con humor como el Niet (por los famosos ‚Äúd√≥lares rusos‚ÄĚ y para ponerle humor al terror a los comunistas).

Fue un proceso muy entretenido, estimulante. Y al cabo de unas semanas, teníamos nuestro afiche listo, en esta primera etapa.

En principio, mi idea era apoyar en la campa√Īa dirigida a sectores de centroizquierda y de izquierda, puesto que el centro (Democracia Cristiana y un sector de los radicales) como los sectores democr√°ticos de derecha ya estaban convencidos de participar y de su voto. Por eso, nuestra primera acci√≥n fue llevar el afiche al Comit√© de Izquierda por Elecciones Libres (CIEL), presidido por Ricardo Lagos, que luego se transformar√≠a en el PPD.

Para nosotros fue un duro golpe que no se aceptara el afiche, aduciendo a razones vagas y ambiguas, cuestionando algunos NO por ‚Äúviolentistas‚ÄĚ, al tiempo que una persona nos dijo que el m√°s enconado opositor fue Jaime Est√©vez (Militante socialista que fuera director del Banco del Estado ‚Äďque transform√≥ en Bancoestado- y despu√©s dirigente del equipo de f√ļtbol Universidad Cat√≥lica).

Después de eso, partimos al Comando del NO, ubicado en la esquina de la Alameda con Lastarria. También nos fue mal… a los NO que no gustaban se sumó el NO de la pera, que consideraron un tanto pornográfico.

As√≠ las cosas, a nuestros ojos quedaban s√≥lo dos caminos: renunciar (y sumarse a la campa√Īa oficial, institucional) o imprimirlo y gestionarlo por nuestra cuenta. Optamos por la segunda alternativa.

No teníamos dinero para imprimir el afiche, y salimos a buscarlo. Un ángel nos dio el dinero para imprimir los primeros 3.000 ejemplares.

As√≠ se cre√≥ la primera versi√≥n del afiche Hay tantas formas de decir PiNOchet. En √©l participamos Geraldine Gillmore, Leonardo Ahumada, Paola Cantergiani, Paulina Veloso y yo. Y as√≠ parti√≥ una campa√Īa alternativa que signific√≥ mucho trabajo, nada de dinero, muchas satisfacciones y descubrir algunos s√≠ntomas -poco auspiciosos- de lo que es Chile hoy…

En la segunda edici√≥n, y a solicitud de varias personas, cambiamos el PiNOchet por un simple NO. Estaban hartos de tantos a√Īos de dictadura y de tener al dictador en todas partes para tenerlo adem√°s en ese afiche que quer√≠an poner en sus hogares y lugares de trabajo.

Tendencias Ahora