Artes y Cultura
Miércoles 22 agosto de 2018 | Publicado a las 15:48
Perkin de Roberto Farías: realismo mágico, marginalidad, alcohol, drogas y club de Toby
Publicado por: Ezio Mosciatti
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Perkin es una película que tiene lados complejos para estos tiempos de reivindicaciones feministas y con un director cuestionado por actitudes abusivas.

https://www.biobiochile.cl/noticias/espectaculos-y-tv/tv/2018/05/01/roberto-farias-rompe-el-silencio-y-se-refiere-a-acusacion-sobre-acoso-sexual.shtml

https://www.biobiochile.cl/noticias/espectaculos-y-tv/tv/2018/05/01/roberto-farias-se-autodenuncio-tras-acusaciones-de-acoso-sexual-busca-aclarar-los-hechos.shtml

El actor (Cirqo, El club, Violeta se fue para los cielos) entrega su tercera pel√≠cula como director (Quiero entrar, Baretta): la historia de el ‚ÄúMu√Īeca‚ÄĚ, un oficinista que ha recibido una gratificaci√≥n y sale a celebrar con sus amigos del centro de Santiago, sector donde trabaja. En ese recorrido afloran frustraciones y rabias, los desenga√Īos y las dificultades emocionales, el gusto por el alcohol y las drogas y la falta de compromisos, de sentido de vida.

https://www.youtube.com/watch?v=Zd9zmcGAW2s

As√≠, el ‚ÄúMu√Īeca‚ÄĚ se junta con el ‚ÄúLauchita‚ÄĚ, ‚ÄúDon Bigote‚ÄĚ, el ‚ÄúPirulato‚ÄĚ (una especie de camarero, controlador en el acceso de una boite que parece m√°s un observador que casi no interviene) y tres mujeres de ‚Äúdudosa reputaci√≥n‚ÄĚ, con relaciones confusas, entre amorosas y comerciales.

En esta jornada de larga juerga se van cruzando con un ex-agente de seguridad de la Dictadura, con un par de colocolinos lanzas de poca monta, un homosexual entrado en edad (Alejandro Trejo) y una pareja gay apadrinada por el anterior, por mencionar sólo algunos de los integrantes de este verdadero zoológico humano marginal de centro capitalino.

Un zoológico paralelo, resentido, con rabia, precario, con serias dificultades afectivas y donde hay mucha precariedad (económica, laboral, emocional).

Perkin es una cinta donde abunda el lenguaje soez -bien usado-, el alcohol y las drogas, lo s√≥rdido (hay un personaje que repite hasta el cansancio: ‚Äúquieres culiar conmigo‚ÄĚ).

El aporte de Perkin es el mostrar este mundo paralelo -uno de tantos- que sobrevive, ese de amistades hechas para sobrevivir, de cuartos sin ventanas alquilados para vivir, de fracasos ineludibles basados en excusas poco creíbles.

En contra, una historia sin desarrollo (como la vida de sus protagonistas) y una mirada de mundo que, en estos d√≠as de reivindicaciones feministas, parece en extinci√≥n: machista, muy ‚ÄúToby‚ÄĚ (Sebasti√°n Layseca -el mu√Īeca-, Willy Ben√≠tez -Bigote-, Aldo Labarra, Eduardo Sep√ļlveda, Alejandro Trejo, Daniel Alca√≠no, Marcelo Alonso,Berta Lasala, Claudia Hidalgo y Pilar Zderich). Y el final, m√°s Toby. El reflejo de un grupo de hombres machistas, inmaduros, b√°sicos, frustrados, sin futuro.

Punto aparte: es una película de amigos (los amigos de Roberto Farías) y con precariedades que se ve en algunos detalles (como ver reflejado en una ventana a parte del equipo de grabación).

Tendencias Ahora