Artes y Cultura
Jueves 12 julio de 2018 | Publicado a las 09:40 · Actualizado a las 11:53
¬ŅQui√©n fue Ingmar Bergman?: conmemoran el centenario de uno de los maestros del cine
Publicado por: Emilio Contreras La información es de: Agence France-Presse
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Hace cien a√Īos, un 14 de julio, nac√≠a Ingmar Bergman, el c√©lebre cineasta sueco cuya obra tenebrosa, a menudo de dif√≠cil comprensi√≥n pero muy celebrada por sus colegas, contin√ļa fascinando y chocando a la vez.

Nacido en 1918 en Uppsala, al norte de Estocolmo, este hijo de pastor luterano dirigi√≥ cerca de sesenta filmes entre 1946 y 2003, incluyendo Gritos y Susurros (1972), Secretos de un matrimonio o Escenas de la vida conyugal (1974), Sonata de oto√Īo (1978) o Fanny y Alexander (1982), su obra-testamento.

Once a√Īos despu√©s de su muerte, a los 89 a√Īos, en su casa de F√•r√∂, una isla de piedras, pantanos y farallones del mar B√°ltico, donde rod√≥ la inquietante Persona, sigue siendo para muchos el pintor de los tormentos, de los fantasmas, de la locura y de las andanzas conyugales. Como en un espejo, con Bergman, Eros y T√°natos siguen siendo v√≠ctimas el uno del otro.

“La parte central de nuestra educaci√≥n se basaba en los principios del pecado, de la confesi√≥n, del castigo, de la redenci√≥n y del perd√≥n”, escribi√≥ en su autobiograf√≠a Linterna m√°gica.

De Crisis a Saraband, su √ļltima pel√≠cula, el maestro de la imagen, que adoraba a las mujeres y las filmaba de forma magistral, aborrec√≠a la muerte y la filmaba magistralmente tambi√©n, esculpi√≥ una metaf√≠sica de las tensiones humanas en la que Dios era tan poderoso como ausente, dejando solas en el mundo a las conciencias dolorosas, entre gritos y susurros.

“Ingmar echaba mano enormemente de sus propias experiencias, de su pasado […]. De alguna manera, se qued√≥ en sus diez a√Īos”, explica a la AFP Anna Bergman, hijastra y encargada del vestuario del director.

‘Exotismo escandinavo’

En los a√Īos 1950 empez√≥ a conquistar el extranjero, cuyo p√ļblico sucumbi√≥ al “exotismo escandinavo” con su lengua b√°rbara, sus j√≥venes mujeres liberadas, sus paisajes salvajes y una representaci√≥n “natural” del desnudo que asombr√≥ y caus√≥ esc√°ndalo.

“A menudo se le asocia en el extranjero a sus filmes sombr√≠os, en blanco y negro, con un ritmo lento y los primeros planos, preo eso no es m√°s que una parte de la verdad. En Suecia, el favorito es Fanny y Alexander”, una obra de la infancia multioscarizada y que cada navidad se emite en la televisi√≥n sueca, recuerda Anna Bergman.

Pues el hombre nunca fue profeta en su tierra.

“La carrera de Bergman coincide con el desarrollo del Estado-providencia sueco. Suecia conoci√≥ un auge pol√≠tico, social y econ√≥mico excepcional durante los a√Īos 1940, 1950 y 1960 […]. Sin embargo, tenemos este director, que nos recuerda que tambi√©n podemos sentir angustia, que podemos divorciarnos o tener relaciones dif√≠ciles con nuestros padres, que Dios nos falta. En aquel momento, no ten√≠amos ganas de o√≠r eso”, se√Īala Jan Holmberg, director de la Fundaci√≥n Bergman.

Una lluvia de √ďscars

En blanco y negro y en color, Ingmar Bergman alternaba las composiciones simbolistas (El s√©ptimo sello) y m√°s cl√°sicas (Un verano con M√≥nica, Secretos del matrimonio, Sonata de oto√Īo, Gritos y susurros, Fanny y Alexander), con experiencias inclasificables como Persona, considerada hoy una de las obras maestras del s√©ptimo arte.

Tambi√©n firm√≥ decenas de puestas en escena, adaptando Moli√®re, Shakespeare, Ibsen y Strindberg. De 1963 a 1966 dirigi√≥ el Teatro Dram√°tico Real de Estocolmo, que este a√Īo le dedica una programaci√≥n excepcional.

Procedente del mundo del cine, aun√≥ este arte con la m√ļsica, de la que dec√≠a que no sab√≠a nada, en La flauta m√°gica en 1975, la alegre √≥pera de Mozart, cuyo libreto y vinilo siguen presidiendo en la actualidad en la casa de F√•r√∂, protegida por los pinos.

Considerado por Woody Allen como el “mejor director” de la historia del cine, Bergman consigui√≥ tres √ďscars al mejor filme de habla no inglesa, en 1960 por El manantial de la doncella, al a√Īo siguiente por Como en un espejo (tambi√©n titulada Detr√°s de un vidrio oscuro y A trav√©s del espejo) y en 1983 por Fanny y Alexander. Cannes le homenaje√≥ tard√≠amente, en 1997, al otorgarle la “Palma de las palmas”. Es el √ļnico cineasta hasta la fecha que tiene ese galard√≥n.

Tambi√©n √©l ten√≠a sus modelos. “Cuando el filme no es un documento, es sue√Īo. Y por eso Tarkovski es el m√°s grande de todos”, declar√≥. “Fellini, Kurosawa y Bu√Īuel navegan en las mismas aguas que √©l”, agrega.

Dio sus mejores papeles a actrices como Harriett Andersson y la noruega Liv Ullman, su Stradivarius. Tuvo aventuras amorosas con varias de sus actrices, se casó cinco veces y tuvo nueve hijos.

URL CORTA: http://rbb.cl/kq1c
Tendencias Ahora