Artes y Cultura
Jueves 05 abril de 2018 | Publicado a las 10:29
"Mi película explora la fractura entre dos generaciones, entre dos visiones de mundos"
Publicado por: René Naranjo
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Laurent Cantet, director de ‚ÄėEl taller de escritura‚Äô (L‚Äôatelier, 2017), pel√≠cula que se exhibir√° en el Primer Festival de Cine Franc√©s, conversa de esta su √ļltima cinta.

por René Naranjo S.

A partir de este viernes 6 de abril, se realizar√° en salas de Cinemark de Santiago (Alto Las Condes) y Vi√Īa del Mar (Mall Marina Arauco) el Primer Festival de Cine Franc√©s. El ciclo trae varios estrenos galos de calidad, entre los que se cuenta ‚ÄėEl taller de escritura‚Äô (L‚Äôatelier, 2017), la m√°s reciente pel√≠cula del realizador Laurent Cantet.

Ganador de la Palma de Oro de Cannes en 2008 con ‚ÄėLa clase‚Äô, Cantet filma la realidad francesa con inteligencia, ojo agudo y un bienvenido sentido social. Su c√°mara entra con filo en los conflictos contempor√°neos y los retrata en toda su complejidad, sin caricaturas ni prejuicios.

Si en ‚ÄėLa clase‚Äô explor√≥ las tensiones que existen en un curso de la secundaria francesa, en ‚ÄėEl taller de escritura‚Äô (que tuvo su estreno mundial en el pasado Festival de Cine de Cannes) Cantet se interna en el verano de un grupo interracial de j√≥venes en La Ciotat, al sur de Francia, en la costa del Mediterr√°neo. Es a esta localidad de pasado obrero y presente sin rumbo claro que llega la exitosa escritora Olivia Dezajet (Marina Fo√Įs) para dictar un taller de redacci√≥n creativa. El desaf√≠o del variopinto grupo de aprendices es escribir un relato policial que d√© cuenta de la historia de la comunidad. De a poco, se hace evidente que el joven Antoine (Matthieu Lucci) se siente muy ajeno a la nostalgia de los dem√°s por el pasado com√ļn ligado al astillero que exist√≠a en el lugar. Soliario y en constante tensi√≥n, Antoine pronto entrar√° en disputas con el resto del grupo y con la propia Olivia, al tiempo que Cantet develar√° que lo que los separa tiene tambi√©n relaci√≥n con el surgimiento de la extrema derecha en Francia.

En medio del frenesí del Festival de Cannes, conversamos con el realizador francés, sin duda, uno de los más notorios del panorama actual en su país.

El taller de escritura,  Primer Festival de Cine Francés (c)
El taller de escritura, Primer Festival de Cine Francés (c)

– Entiendo que usted tuvo la idea de realizar esta pel√≠cula hace casi 20 a√Īos, y que ahora, al rodarla, la cambi√≥ y adapt√≥ la historia a la realidad que hoy vive Francia.

– Efectivamente, yo empec√© en 1999 a escribir un filme sobre un taller de escritura que realmente existi√≥ en La Ciotat, esta peque√Īa ciudad a orillas del Mediterr√°neo donde finalmente rod√© la pel√≠cula. Eso fue poco antes del cierre del astillero, que era el centro de la vida de la ciudad. Sin el astillero, los j√≥venes se sent√≠an ciertamente despojados de su historia, y las autoridades pensaron entonces que era oportuno crear un espacio de reflexi√≥n y de expresi√≥n sobre ese pasado obrero.

– ¬ŅC√≥mo perciben en la actualidad los j√≥venes de la ciudad ese pasado de la ciudad?

– Hace dos a√Īos me decid√≠ a retomar este proyecto, y era evidente para m√≠ que la situaci√≥n en La Ciotat ya no era la misma. Esa historia obrera de la ciudad hoy es la prehistoria para estos j√≥venes, si bien en la pel√≠cula la novelista que dicta el taller, Olivia (interpretada por Marina Fo√Įs), trabaja sobre la idea (igual que yo) de que la historia nos alimenta. Pero para estos j√≥venes, no hay nada de eso. Sus sensaciones son que viven en un mundo muy violento, un mundo que no los considera, que los rechaza y que les ofrece muy pocas perspectivas.

– Y a partir de esas sensaciones de marginaci√≥n, la violencia pasa a ser una posibilidad real, seg√ļn lo expone usted en la pel√≠cula.

– Lo que me interes√≥ fue ver c√≥mo puede surgir, en este contexto, la tentaci√≥n de la violencia en esos j√≥venes. Es por eso que quise que la novela que empiezan a escribir en el taller fuera una novela policial, donde la violencia estuviera latente, y ver c√≥mo esta ‚Äėviolencia aceptable‚Äô en la ficci√≥n literariamente podr√≠a expresarse en la vida. Para Antoine (el joven actor Matthieu Lucci) esa posibilidad de la violencia es totalmente real.

РEn esta dupla protagónica que se va creando entre la escritora Olivia y Antoine se aprecian enormes diferencias generacionales. A medida que avanza el relato, nos damos cuenta que no sólo la edad los separa; en realidad, existe un abismo entre ambos.

– S√≠, esta ‚Äėpareja‚Äô que cre√© en el filme, es la representaci√≥n de esta fractura que hay entre dos generaciones, entre dos maneras de mirar el mundo. Antoine se mueve en un entorno que pasa mucho m√°s por internet, por cosas muy r√°pidas, va de un asunto a otro en forma veloz, con el celular pasa el d√≠a recibiendo informaciones en pocos caracteres, a trav√©s de las redes sociales. Y es verdad que el an√°lisis que uno puede hacer de ciertas situaciones no es el mismo cuando uno lee tres p√°ginas del diario Le Monde que cuando lee un tuit de un periodista. Justamente, la pel√≠cula quiere explorar esa fractura.

Y hay también una fractura social muy fuerte. Para los jóvenes del taller, Olivia representa a la intelectual a la que ellos nunca se podrán parecer, pero también a la parisina, la mujer que lleva una vida acomodada. Creo que el filme mira cómo se comporta este grupo irreconciliable. Y cómo este cara a cara crea tanto odio como deseo.

-En la película se percibe un sentimiento de desconfianza hacia las redes sociales. Es por esa vía que se difunden las ideas de extrema derecha que seducen a Antoine.

-Yo soy un poco reaccionario al respecto, no tengo Facebook ni Twitter, nunca he escrito nada en esas redes, lo siento. Y lo que intenté en la película fue no juzgar. Creo que son otras formas de analizar la realidad, distintas a las mías, que hay que comprender y aceptar.

– Adem√°s de las tensiones de violencia que se crean entre los protagonistas (el joven y la mujer madura), tambi√©n aparece un cierto deseo, que es mucho m√°s ambig√ľo.

РTenía ganas de que los cuerpos funcionaran, que hubiera una intención de tomar el poder sobre otro. Sin embargo, no quería que esa tensión fuera el tema del filme. Me gusta que ese deseo esté presente pero creo que en Olivia hay tanto sentimiento maternal como de deseo, en tanto que en Antoine está la atracción hacia ese cuerpo de mujer y al mismo tiempo el rechazo. Yo espero que todo eso transpire y que a través de esa complicidad se pueda apreciar la complejidad del ser humano.

Tendencias Ahora